Mesa de redacción

Crisis política en Ayahualulco

Enrique Yasser Pompeyo

En el municipio de Ayahualulco que encabeza el alcalde Filiberto Morales Rosas hay crisis política.

Las quejas y las denuncias de la población contra las autoridades han sido frecuentes desde hace dos años por diferentes temas.

Hay un problema que es generado por el propio presidente municipal de extracción priista, pues no reconoce el Ejido Ayahualulco, a pesar de que se encuentra acreditado ante el Registro Agrario Nacional (RAN), la Procuraduría Agraria (PA) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU).

Pero, además, el edil tricolor intenta crear un conflicto entre dos comunidades: Los Altos y Xocotepec.

El ayuntamiento que encabeza Filiberto Morales Rosas realiza una obra para la introducción de agua potable en Xocotepec, que se encuentra dentro del Ejido Ayahualulco, pero no está tomando en cuenta a los ejidatarios.

De acuerdo con la ley, los ejidos se rigen con base en asambleas ejidales, además de un Comisariado Ejidal, por lo que las autoridades municipales deben informarles sobre las acciones y obras que se realicen dentro de sus tierras.

Sin embargo, el alcalde no lo hace y difunde la versión de que la comunidad de Los Altos les niega el agua a Xocotepec, cuando no es así; busca confrontar a los habitantes.

Pese a los exhortos de las autoridades, a través de la delegación regional de Programas de Desarrollo del Gobierno federal, el alcalde priista hace caso omiso.

El riesgo radica en que ante la cerrazón de Filiberto Morales Rosas, el asunto se salga de control, se desborde y termine en un conflicto entre los pobladores que él mismo está provocando.

Este no es el primero ni el único problema que genera el presidente municipal, ni su hermano Abundio, quien ya fue alcalde de Ayahualulco y que tuvo una administración señalada de presuntas irregularidades administrativas.

Un tema que dio mucho de qué hablar fue el relacionado con el nombre que se le había asignado al mercado municipal, “Hermanos Morales” y la asignación de locales, lo que provocó la inconformidad ciudadana.

Otro asunto tuvo que ver con la falta de pago a los agentes municipales, pese a la resolución del Tribunal Electoral de Veracruz (TEV).

El malestar, la queja, la denuncia de la población es generalizada: Ayahualulco es un pueblo sin ley, en el que intentan tener el control los hermanos Morales Rosas.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir