Hora cero

Once por Xalapa

 

Luis Alberto Romero

En Xalapa, la lista de aspirantes a suceder en la Presidencia Municipal a Hipólito Rodríguez Herrero comienza a tomar forma.

Hasta el momento han sido mencionados al menos once personajes por diferentes fuerzas políticas.

Por el Partido Revolucionario Institucional el único nombre que ha surgido es el de la diputada local Érika Ayala Ríos, lideresa del sindicato de trabajadores al servicio del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz.

El problema que enfrenta el PRI no tiene que ver con su posible candidato, sino con el desgaste y el desprestigio de la marca. Si hasta hace un par de décadas ser candidato del PRI significaba un punto a favor en esa carrera, hoy representa un hándicap en contra. En el pasado proceso municipal, por ejemplo, con Alejandro Montano como candidato, en alianza con el Partido Verde el tricolor no llegó ni siquiera al 12 por ciento de los votos; de hecho, 50 mil votos le separaron de Morena, el partido que ganó la contienda.

En Acción Nacional, al menos al interior, sólo se manejan los nombres de los diputados locales Omar Miranda Romero y Sergio Hernández Hernández; el caso panista es diferente al del PRI, dado que el albiazul sí se encuentra en una posición competitiva de arranque. En la última elección municipal, la de 2017, Ana Miriam Ferráez llegó al 27 por ciento de los sufragios; aun así, la actual diputada de Morena tuvo 24 mil votos menos que Hipólito Rodríguez.

Con el PRD ocurre algo muy parecido que con el PRI: no hay cuadros competitivos y la marca carece de fuerza en Xalapa. Las tribus y el secuestro del partido por parte de un solo grupo terminaron por hundir al Sol Azteca, que hace veinte años dejó de ser referente de la oposición en Veracruz y en México. Debido a esa escasa fuerza, en el PRD sólo se ha mencionado un nombre, el de Cuauhtémoc Velázquez Martínez, a quien parece que no toman muy en serio.

En el Movimiento de Regeneración Nacional a la fecha se han barajado tres cartas, las diputadas locales Rosalinda Galindo Silva y Ana Miriam Ferráez Centeno, así como el senador Ernesto Pérez Astorga, empresario de peso en la región y cercano al director de Aduanas, ex alcalde, ex diputado y senador con licencia Ricardo Ahued Bardahuil. Sin embargo, la lista de Morena con seguridad se incrementará conforme pasen los meses, dado que se trata del partido político más exitoso en las elecciones recientes de nuestro país y de Veracruz.

El alcalde xalapeño en funciones, Hipólito Rodríguez, por ejemplo, ganó la elección de 2017 con más del 42 por ciento de los votos; en tanto que en la contienda por las diputaciones locales, las candidatas de Morena superaron el 53 y 57 por ciento en los distritos X y XI, respectivamente. Por ello y por la ventaja competitiva de contar con la fuerza del lopezobradorismo, no faltará quien se apunte en la lista de Morena tanto por la presidencia municipal como por la sindicatura, la regiduría y hasta las suplencias.

A las figuras postuladas por esas fuerzas políticas habrá que sumar al menos a tres candidatos de igual número de partidos locales, sin contar con algún aspirante independiente al cargo. Recordemos que en la contienda de 2017 hubo tres, Efraín Sánchez Cruz, Antonio Luna Andrade y Rubén Moreno Archer, aunque ninguno de ellos llegó siquiera al tres por ciento de los votos.

Otro personaje que podría aparecer en 2021 es David Velasco Chedraui, quien ya fue presidente municipal y diputado local.

Miembro de una familia destacada en el ámbito social y empresarial de Xalapa, Velásco Chedraui surge como una de las cartas más fuertes. Junto con Ricardo Ahued, quien no aparecerá en la boleta de 2021, es el político con mayor presencia y posicionamiento en la capital veracruzana; sin embargo, hasta donde se sabe el ex alcalde no ha definido aún si buscará el cargo –aunque todo apunta a que así será– y, en todo caso, por cuál partido podría postularse. @luisromero85

Compartir