Ambulantes serían reubicados en el segundo piso del mercado de La Rotonda

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-El anuncio de construcción del segundo piso en el mercado «Adolfo Ruiz Cortines» popularmente conocido como «La Rotonda» ha generado incertidumbre e inconformidad por parte de los comerciantes.

El Ayuntamiento de Xalapa anunció el proyecto y también se dio a conocer que los locatarios están de acuerdo con la ampliación de este sitio comercial ubicado en la calle Revolución de las inmediaciones del centro de la capital veracruzana.

Porque la finalidad es reubicar a los vendedores ambulantes y serían instalados en el segundo piso, situación que ha tomado por sorpresa a los comerciantes establecidos y manifestaron están de acuerdo con el proyecto, refirió la tesorera del Comité de La Rotonda, Rita Esmeralda.

«Anunciaron un segundo piso, pero a nosotros como Comité o locatarios no nos han avisado, nos enteramos por las publicaciones en las redes», refirió la locataria.

Durante la reunión de los vendedores en el mercado, rechazaron la construcción porque aseguran que los ambulantes no utilizarán el segundo piso porque ya han sido instalados con anterioridad en un espacio adjunto al mercado, pero han preferido salir a las calles.

«Ya se hizo, incluso en la parte de arriba había unos juegos para los niños, los quitaron y reubicaron a varios que estaban en los alrededores, pero ahora esos locales están vacíos y los vendedores están alrededor del mercado».

Otro de los locatarios Nereo Aburto Lozano, dijo que es necesario que las autoridades municipales den a conocer en qué consiste el proyecto, cuánto tiempo les llevaría la construcción del segundo piso y a qué áreas serían reubicados los comerciantes establecidos.

Lo que sí pidieron es que se dé mantenimiento a las instalaciones del mercado, porque hay desperfectos en los baños, de las tuberías el agua se tira, pero también urge la rehabilitación de ventanas y puertas.

«Queremos hablar con el Alcalde (Hipólito Rodríguez) para que nos explique, pero no estamos de acuerdo», refirieren.

El mercado comenzó a funcionar en 1954 y son 120 locatarios y la mayoría son puestos de comida, según contaron durante la entrevista.

Y la misma postura tomaron las vendedoras como doña Guillermina Medina y Alicia Luna quienes están dispuestas a protestar y hasta quedarse a dormir en el mercado para no permitir la construcción de un segundo piso.

Carlos Linares, dijo que el proyecto podría ser bueno, pero lo que lamentan es que las autoridades municipales no los hayan tomado en cuenta cuando son los locatarios con quienes se deben tomar los acuerdos. «Queremos que respeten nuestros trabajos».

Y que la promesa del alcalde morenista, Hipólito Rodríguez Herrero de mandar a rehabilitar los baños y hacer adecuaciones al sitio comercial, no se ha concretado y el discurso está por cumplir un año en mayo.

Antonio Jiménez, otro de los comerciantes, expuso que desconocen los grados de afectación que podría generar un segundo piso, sobre todo la preocupación por las bajas ventas que podrían generarse en caso de que la autoridad municipal les exija salir para iniciar la construcción.

«Cuál sería el beneficio, porque la mayoría de los que estamos en el mercado vemos perjuicios» y por ello exigen la reunión inmediata con personal del Ayuntamiento y de la Comisión de Comercio.

Compartir