Mesa de redacción

Se recrudece la violencia en Veracruz

Enrique Yasser Pompeyo

En el estado de Veracruz la violencia se recrudece. En los últimos días se han registrado hechos delictivos que han generado conmoción entre los ciudadanos.

Para muestra, algunos casos: el empresario dulcero Roberto Cruz García que fue secuestrado el lunes 3 de febrero de este año fue hallado muerto dentro de una fosa clandestina en una barranca de la congregación Paredón Viejo del municipio de Huiloapan. Los delincuentes habrían exigido 10 millones de pesos como rescate.

En el municipio de Coatzacoalcos, este viernes, un comerciante fue estrangulado en una de las habitaciones del auto-hotel Privilége. Se trata de Andrés Ambrosio Chigo, dueño de la conocida taquería Chigo. 24 horas después, en otro motel, El Encanto, una persona fue baleada por sujetos que se trasladaban en un taxi.

En Paso de Ovejas, el dueño de una tienda de abarrotes fue asesinado el sábado.

Este domingo fue encontrado el cuerpo de una mujer con huellas de violencia en el poblado La Laguna del municipio de Coatepec.

Aunque las autoridades estatales mantienen el discurso de la disminución de los delitos en Veracruz, los hechos son contundentes.

Incluso, los resultados del Observatorio Universitario de Violencia contra las Mujeres muestran y confirman que la entidad encabeza el primer lugar nacional en feminicidios en 2019 con 151 crímenes.

Aun y cuando reporta seis casos menos que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública que registró 157, Veracruz se mantiene en la primera posición.

Por su parte, el Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos (OCC) informó que los robos a negocios, así como de automóviles son los delitos que más se registran; los municipios afectados son Minatitlán, Acayucan, Nanchital, Coatzacoalcos y Cosoleacaque.

Ha transcurrido más de un año del gobierno de la Cuarta Transformación y los índices delincuenciales se incrementan.

Se puede modificar las estadísticas en las gráficas, pero en la realidad los hechos muestran lo contrario.

Intentar desviar la atención de la sociedad veracruzana con cortinas de humo o andar pintando paredes no va a cambiar el hecho de que los grupos delincuenciales operan sin que nadie los frene, los detenga y los procese.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir