Abigeato tiene en jaque a la ganadería veracruzana

Francisco De Luna / Hora cero

Xalapa, Ver.-La nueva modalidad de robo de ganado es transportar a los animales a través de las rejas graneleras. Es decir en cajas completamente cerradas para no ser descubiertos en casetas de inspección.

El caso más reciente fue el robo de 165 reses en la localidad de Horcones, perteneciente a Álamo Temapache, municipio ubicado en la zona norte del Estado de Veracruz.

La cifra más alta de robo de reses se registró en Cazones de Herrera donde los delincuentes extrajeron 400 vacas.

Lo anterior fue dado a conocer por el delegado regional de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram), Fernando Remes Garza, quien dijo que es el delito más constante en esta zona.

Calculó que en el último trimestre han sido robadas 700 semovientes en municipios del norte veracruzano, por grupos de delincuentes que operan y que han encontrado una manera distinta de llevarse al ganado.

Aunque dijo que de acuerdo a las investigaciones hechas por las autoridades judiciales, la zona es asechada por una sola agrupación que opera con las mismas modalidades y horarios para cometer el abigeato.

Para trasladar a los bovinos y evitar ser descubiertos en las revisiones policiacas, los ladrones usan jaulas graneleras con lonas puestas a los camiones para aparentar que transportan alimentos perecederos o granos, y así pasar desapercibos mientras circulan en las carreteras.

Remes Garza detalló que al presidente municipal de Álamo, Jorge Vera Hernández le robaron 80 toros, además de otras 165 animales en la comunidad Los Horcones y otros 25 semovientes en las inmediaciones de ese mismo municipio.

El representante de la Conatram insistió en que a pesar de estas cifras de robos, los ganaderos cuentan con el apoyo de las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) para capturar a los responsables del abigeato que azota a la región del norte de Veracruz.

Compartir