Desde el café

Veracruz dejó de ser mágico, ahora es surrealista

Bernardo Gutiérrez Parra
Habitantes del municipio de Isla que protestaban contra presuntos abusos de la Fuerza Civil, bloquearon este martes la autopista Tinaja-Ciudad Alemán e incendiaron una patrulla. ¿No es esto un acto de barbarie ciudadana? Quizá no tanto cuando te dicen que están cansados de que los extorsionen, amenacen y agredan sin que nadie les haga caso.

Pero la protesta se salió de control cuando los inconformes agredieron a los policías que repelieron la embestida a balazos.

Un video del reportero Alberto Carmona del portal de noticias El Piñero de la Cuenca, permite escuchar las ráfagas de los disparos. También muestra el momento en que los policías salen de su base y uno de ellos a gritos le dice al reportero que se mueva, para después darle un golpe y tirarle el celular.

El saldo de la zacapela fue de 20 detenidos, dos armas decomisadas, dos policías heridos, un reportero agredido, un celular destrozado y una ciudadanía iracunda.

Horas antes pero en Xalapa, trabajadores del Sindicato de Empleados del Poder Ejecutivo de Veracruz, que desde el lunes mantenían un plantón en la Secretaría de Finanzas, vieron cómo policías estatales a bordo de ocho patrullas se llevaron a su líder Acdmer Antonio “N” así nomás por sus pistolas.

Los trabajadores protestaban porque no les han resuelto la entrega de 171 bases a sus compañeros con más de 20 años de servicio. Esto a pesar de que el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje falló a su favor y el titular de Finanzas, José Luis Lima Franco, se comprometió a entregarles las claves sindicales en noviembre.

Como pasó noviembre, diciembre, enero y ya no quisieron seguir esperando, realizaron su plantón. Pero policías de la SSP detuvieron a su líder sin que mediara acusación, orden de aprehensión y sin leerle sus derechos. Simplemente fueron por él para llevárselo y golpearon a quienes quisieron oponerse.

Temerosos de más represalias los inconformes se fueron a sus casas enojados, frustrados, sin saber si les darán las 171 bases y sin conocer el paradero de su líder.

Padres de familia del jardín de niños Cristóbal de Olid de la comunidad de Las Palmas en Tihuatlán, denunciaron que sus pequeños tienen ocho meses sin recibir clases porque desde junio se quedaron sin maestra. Agregaron que han recorrido todas las instancias y no les han hecho caso, por lo que tomarán medidas radicales.

En otro caso, padres de familia de la Secundaria Técnica de Pezoapan, municipio de Cosautlán, tomaron las instalaciones por la falta de maestros desde inicios del ciclo escolar.

Estos son sólo dos ejemplos de las decenas de escuelas que carecen de uno o más mentores en todo Veracruz.

“Son aproximadamente 600 maestros los que hacen falta, pero no por escasez, sino por una combinación de negligencia y grilla en la SEV” me dijo un delegado de esa dependencia.

En síntesis: la policía es mala para detener a los delincuentes, pero buena para estropear tus derechos, golpearte y zamparte en la cárcel. Mientras las autoridades educativas hacen hasta lo imposible porque cada día haya más niños sin maestros.

Para evadir su responsabilidad, el gobernador Cuitláhuac García se va a pintar casas a domicilio a Papantla, que es parte sustantiva de este Veracruz violento, anárquico y dejado a su suerte. Un Veracruz sin ley donde sólo este martes hubo ocho asesinatos, un feminicidio y dos desaparecidos.

Veracruz dejó de ser alegre bullanguero y mágico; ahora es surrealista.

bernardogup@hotmail.com

Compartir