Mesa de redacción

Represión a periodistas en Veracruz

Enrique Yasser Pompeyo

El pasado 5 de septiembre de 2019, el gobernador de Veracruz aseguró: “nosotros vamos a respetar la libertad de expresión y vamos a garantizar que ya no se amenace a los periodistas, vamos a cuidar mucho eso, vamos a ser muy respetuosos, para que ustedes, para que todos, todos; nosotros somos garantes”.

Desafortunadamente no ha sido así. Este martes, periodistas que cubrían los acontecimientos en el municipio de Isla, donde ciudadanos protestaban por presuntos abusos de la Fuerza Civil, fueron amenazados y uno fue agredido por elementos policíacos.

De acuerdo con la información de diferentes medios, José Alberto Carmona Contreras, reportero de El Piñero de la Cuenca, fue golpeado y despojado de su equipo de trabajo; además, intentó resguardarse en un domicilio pero fue sacado por policías y detenido.

Los videos del hecho son claros, son contundentes y no dejan lugar a dudas.

La Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) condenó el hecho y fustigó que los elementos policíacos «actuaron con abuso de autoridad y al margen de cualquier protocolo para el uso proporcional de la fuerza, disparando de manera temeraria y poniendo en riesgo la vida de los comunicadores que cubrían el operativo».

Asimismo, el organismo reprobó que otros elementos policíacos «se hayan sumado a las agresiones en contra del comunicador y a la intimidación de otros que estaban presentes en el momento del operativo, exponiendo su integridad física y reprimiendo sus derechos de libre expresión e información».

De acuerdo con el informe anual de actividades 2019 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en el periodo comprendido entre el 2000 al 18 de diciembre de 2019, se han registrado 153 homicidios de periodistas, de los cuales 16 casos corresponden a mujeres, lo que equivale al 10.45%.

Además, de acuerdo con el informe presentado por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) con sede en Nueva York, México fue en 2019 el país con más comunicadores asesinados por su profesión.

Con base en el reporte de la CNDH, en lo que va del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, del 1 de enero al 18 de diciembre de 2019 se han registrado 12 homicidios de periodistas.

Por su parte, la organización Reporteros sin Fronteras indica que el estado de “Veracruz es el lugar más peligroso del continente para los medios de comunicación”.

Por ello, el hecho suscitado en el municipio de Isla cobra relevancia y genera preocupación ante las acciones que tomaron elementos de la Fuerza Civil contra los comunicadores.

México y particularmente el estado de Veracruz se encuentra en la mira de organizaciones nacionales e internacionales ante la constante y permanente violación de los derechos fundamentales de los trabajadores de medios de comunicación.

El riesgo de la represión por parte del gobierno y sus fuerzas policiales contra los periodistas se encuentra latente, en un estado donde han sido asesinados en los últimos nueve años 23 comunicadores.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir