Por plaga, se pierden 10 mil hectáreas de palma de coco en Veracruz

Francisco De Luna /

Xalapa, Ver.-Durante nueve años, el estado de Veracruz perdió 10 mil hectáreas de palma de coco a causa de la plaga del “amarillamiento letal”, con ello cayó la producción y la economía también se desplomó.

Fue durante 2005 a 2014 cuando la chicharrilla pálida aumentó; esta chupa la sabía del árbol la contamina y entonces la palmera sólo tendrá cuatro meses de vida, refiere la integrante del Sistema Producto Palma de Coco, Carmen Belén Liahut Sequera.

“Murió la planta que teníamos nosotros es criolla, viene de África y como son de ese origen no tienen ni el uno por ciento de tolerancia a la enfermedad y por eso casi todas las palmeras se murieron”.

Y ante la necesidad de recuperarse de todas las afectaciones, los productores lograron acordar las acciones a implementar para buscar estrategias y lograron contar con investigadores expertos en el tema.

Ahora cuentan con el primer vivero certificado de palma de coco y con ello han logrado repoblar en mil 200 hectáreas de costa.

Ese vivero se ubica en el municipio de Tecolutla, donde actualmente tienen una capacidad de producción de 50 mil palmas, aunque apenas se tienen 7 mil plantas.

Explicó que las investigaciones de las enfermedades se hicieron en Costa Esmeralda, ahí se estudió el amarillamiento letal con especialistas y que desde 2014 lograron que se iniciara con la siembra de la palma que en 2021 podría comenzar a tener la producción.

También refirió que con este vivero se puede abastecer a toda la entidad veracruzana y ya no se dependerá de otras entidades federativas para la siembra.

Carmen Belén Liahut, también invitó a la festividad en Tecolutla que se llevará a cabo del 28 de febrero al 1 de marzo.

Se realizará el Festival del Coco donde esperan a más de 10 mil visitantes en este lapso. Y este año esperan romper el récord de 252 metros con 15 centímetros que midió el dulce de coco en 2019.

Pero además del evento del dulce de coco, este municipio costero, cuenta con una amplia gastronomía, paseos en lancha, manglares y museo marino.

Compartir