Desde el café

Y las niñas de Veracruz ¿qué?

Bernardo Gutiérrez Parra

La madrugada del 10 de enero elementos de la Secretaría de Seguridad Pública que se supone, iban por unos secuestradores pero no tenían ni idea de dónde atraparlos, mataron por error a la niña María Magdalena de 11 años y a su abuelo, en la comunidad de Tepetzintla, municipio de Atzalan.

Como sucede en estos casos se armó un escándalo y las autoridades prometieron que investigarían “hasta las últimas consecuencias y caiga quien caiga”. Pero es la hora… Hasta el momento nada se sabe del curso de las investigaciones, si es que en efecto se están llevando a cabo.

Si tomamos como base que el feminicidio es el asesinato que perpetra un sujeto que es pareja o tiene parentesco o relación de poder con una mujer, una niña o una adolescente, exponiendo además su cuerpo en la vía pública y dejándole huellas de violencia sexual o mutilaciones, el asesinato de la pequeña María Magdalena no fue un feminicidio sino un “daño colateral”.

Lo que sí es un hecho es que la menor murió a consecuencia de una mal planeada y peor ejecutada estrategia policiaca y hasta el momento no hay responsables.

Pero María Magdalena no es la única.

De acuerdo con el Observatorio Universitario de Violencia contra las Mujeres de la Universidad Veracruzana (que se apoya en reportes publicados en los medios de comunicación), durante el 2019 hubo en Veracruz 13 niñas o adolescentes víctimas de feminicidio.

Es decir, de los 151 casos reportados ese año, casi el 10 por ciento correspondieron a menores de edad.

Además, se registraron ocho homicidios de menores que no entran en el rango de feminicidios. Y hubo 114 reportes de desapariciones, también de niñas y adolescentes.

Pero estos no son los únicos ataques que sufrieron las menores el año anterior. De acuerdo con el Observatorio de la UV se registraron 144 agresiones de violencia física, económica y psicológica.

Por su parte, la organización Alto al Secuestro dio a conocer este martes que entre 2018 y 2019 se contabilizaron en Veracruz 147 casos de secuestro a mujeres y la entidad sigue en primer lugar nacional en este renglón. En 2018 último año de Yunes Linares, fueron secuestradas 58 y en 2019 primer año de gobierno de Cuitláhuac García, la cifra aumentó a 89 mujeres.

El incalificable y abominable asesinato de la niña Fátima ocurrido la semana anterior en la Ciudad de México, prendió todas las alarmas en el gobierno de Claudia Sheinbaum que ordenó de inmediato protocolos más efectivos para el cuidado de las menores.

¿Qué ha hecho el gobierno de Veracruz para proteger a las niñas y adolescentes de los feminicidios? Bueno, hace quince días el gobernador Cuitláhuac García se fue a pintar casas a Papantla. Y la semana anterior, mientras el sur de la entidad ardía literalmente por el incendio de varios restaurantes a manos de los delincuentes, se fue a bailar La Bamba con la fiscal Verónica Hernández Giadáns y asegura que los veracruzanos están muy contentos.

Su dejadez es tal que en mayo se cumplirá un año sin que el Instituto Veracruzano de la Mujer tenga quien lo dirija.

Vergonzoso el cinismo del mandatario estatal, así como vergonzosa es la indolencia de una ciudadanía que mira indiferente el desamparo, abandono y peligro en que se encuentran las mujeres y las niñas a las que literal, están matando sin piedad en Veracruz.

Altruista labor de un panista

Heriberto Ponce Miguel regidor en la administración de Américo Zúñiga que hiciera un papel destacado como responsable de la Comisión Edilicia de Tránsito y Vialidad, está realizando una loable y altruista labor consistente en llevar leche a las colonias de Xalapa con más carencias.

Ponce Miguel habló con algunos empresarios para convencerlos de vender leche de buena calidad (es decir, no caduca) y a precios por debajo del mercado a las familias más necesitadas. Los empresarios dijeron que sí y en la actualidad son cuatro las colonias beneficiadas ya que el programa acaba de comenzar.

La idea del ex regidor es cubrir la falta de este producto en la mayoría de las colonias populares, pero a muy bajo costo. Bien por esta labor y bien por Heriberto Ponce, que por su cercanía con el líder estatal del PAN, Joaquín Guzmán Avilés y por las relaciones que tejió cuando fue parte del Cabildo, podría ser el candidato del blanquiazul a la alcaldía de Xalapa. No hay que perderlo de vista.

bernardogup@hotmail.com

Compartir