El gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares sigue dando de qué hablar.

De acuerdo con la tercera entrega del informe de la Cuenta Pública 2018 de la Auditoría Superior de la Federación, habría un presunto desfalco de 2 mil 714 millones de pesos de fondos federales y de recursos destinados para adquirir cámaras de videovigilancia.

Por lo que se observa, tanto el gobierno federal como el del estado, revisan con lupa los recursos aplicados en la administración del panista, por lo que no sería sorpresa que en poco tiempo nos enteremos de personajes vinculados al yunismo detenidos o con órdenes de aprehensión.

Compartir