Desde el café

La iniciativa de Anilú no debe caer en el vacío

Bernardo Gutiérrez Parra
El feminicidio ya es un problema de seguridad pública que no sólo afecta a las víctimas sino a su entorno cercano principalmente a los hijos. La diputada federal Anilú Ingram Vallines dijo este miércoles desde la tribuna del Congreso, que hay un lado de los feminicidios que nadie ve y son los menores de edad que quedan en la orfandad.

En 2019 –indicó- más de 3 mil niños y adolescentes hijos de madres jefas de familia que fueron víctimas de feminicidio quedaron literalmente solos. Esta cifra es un aproximado ya que de acuerdo con el Instituto Nacional de las Mujeres puede ser mucho más elevada.

A fin de garantizar los derechos de los menores en estado de orfandad a consecuencia de los feminicidios, Anilú presentó una iniciativa para reformar la Ley General de Víctimas y la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Ingram Vallines dijo que para atender a los miles de niñas, niños y jóvenes que hoy están solos, después de la tragedia que han vivido, es indispensable visibilizarlos a través de un Registro Nacional para que la Comisión Ejecutiva o las comisiones de víctimas de las entidades federativas, atiendan y garanticen sus necesidades de alimentación, educación, atención médica y psicológica.

La legisladora propone que la Federación y los estados asignen los recursos presupuestales necesarios para cubrir las medidas de ayuda inmediata, asistencia, y atención que estén destinadas a los menores de edad orfandad por feminicidio

“Ante la falta de un plan de acción por parte del Gobierno Federal, es necesario que por lo menos el marco jurídico esté preparado para atender las consecuencias del terrible crimen de odio que es el feminicidio. En el PEF, se contemplan más de 250 mil millones de pesos para programas asistenciales de bienestar; estoy segura que con un poco de voluntad se pueden focalizar a los menores de edad que, hoy, han quedado solos en un país que les ha dado la espalda. Debemos exigir que se garanticen los derechos de la infancia como una prioridad social”, indicó la también vicecoordinadora de Grupo Parlamentario de PRI.

Agregó que ante la ola de feminicidios que ha repuntado en el último año y máxime que Veracruz tiene el primer lugar en ese renglón con 157 mujeres asesinadas en 2019; y este estado concentra 5 veces más el promedio por entidad, urgen acciones concretas y reales, para proteger a todas las mujeres.

“Es momento de unirnos, es momento de accionar a favor de todas las mujeres de México. Desde San Lázaro estamos haciendo nuestro trabajo. Hay 23 iniciativas en este período dirigidas a erradicar el feminicidio. Hoy no existen los grupos parlamentarios, hoy somos todos a favor de salvaguardar la vida de todas nosotras: las mujeres mexicanas”, finalizó la legisladora. Y quienes la conocen saben que no va a quitar el dedo del renglón hasta que se apruebe su iniciativa.

El ONMPRI alza la voz
La presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priistas en Veracruz Yolanda Lagunes López dijo que es inaceptable, un retroceso y contribuye a la impunidad, que se defina si un delito es feminicidio hasta que concluya la investigación. Esto en contestación a la encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Giadáns, quien dijo que a partir de este año el delito de feminicidio se determinará hasta que concluyan las investigaciones ministeriales.

Es un agravio, una clara muestra de omisión e insensibilidad ante la pérdida de la vida de mujeres y el dolor que genera en sus familias, una intención de ocultar o minimizar que ocurren estos delitos de violencia de género y no se quieren asumir responsabilidades, denunció la lideresa de las mujeres priistas veracruzanas.

Aunque no la mencionó por su nombre Yolanda Lagunes agregó que la postura de Hernández Giadáns va contra la intención anunciada de crear una Fiscalía Especializada en Feminicidios en el Estado de Veracruz, y todo indica que se trata únicamente de simulación.

La denuncia de Yolanda está siendo respaldada no sólo por las mujeres de su partido, sino por las veracruzanas en general a las que simple y sencillamente ninguna autoridad protege en la entidad.

Pérez Astorga frente a Márquez Colín
Este miércoles estuvo en el Senado de la República la titular de Economía Graciela Márquez Colín, y ante ella el senador veracruzano Ernesto Pérez Astorga, expuso que celebra el aumento de la inversión extranjera y considera que ante la falta de crecimiento de la inversión local el camino correcto de la inclusión, innovación y diversificación va a permitir un enfoque muy claro sobre lo que se tiene que ir haciendo en cada una de las áreas para el encadenamiento y desarrollo de nuevas empresas.

Pérez Astorga propuso el fortalecimiento de PEMEX como una empresa tractora de las micro y pequeñas empresas. Pero además, al hablar de la informalidad, propuso la generación de políticas públicas a fin de incentivar la incorporación del comercio informal.

“Llegamos a las oficinas de Hacienda o del SAT en Xalapa, por poner un ejemplo, y te tropiezas con los ambulantes en la calle y a esos nadie los ve. Pero los que somos formales nos traen sobre regulados. Entonces creo que vale la pena trabajar en algo en conjunto para que podamos construir alguna política pública que motive, que invite a la informalidad a transitar a una economía formal. Requerimos de riqueza, pero requerimos de compromisos compartidos” indicó el legislador. Bien.

bernardogup@hotmail.com

Compartir