Miguel Barbosa intenta reprimir a los líderes del antorchismo

Samuel Aguirre Ochoa *

La situación política en el estado de Puebla es delicada, pues el gobernador emanado de las filas de Morena, Miguel Barbosa Huerta, está buscando reprimir al líder nacional del Movimiento Antorchista, Ing. Aquiles Córdova Morán, así como al Ing. Juan Manuel Celis Aguirre, dirigente del antorchismo en Puebla y a la Dra. Soraya Córdova Morán, dirigente del mismo en la capital poblana, quienes al mismo tiempo encabezan toda la actividad cultural de esta organización a nivel nacional. Para lograrlo, Barbosa está recurriendo a varias artimañas, tal como lo hacen todos los gobernantes retrógrados del mundo. En primer lugar, a través de las estructuras judiciales del gobierno se están armando expedientes para fabricarles delitos artificiosamente que los lleven a la cárcel; en segundo lugar, ha emprendido una campaña de ataques y amenazas en los medios de comunicación acusándolos de huachicoleo y de lavado de dinero y a través de funcionarios muy cercanos a él ha filtrado amenazas en su contra. Las acusaciones que se publicaron en los medios y que mencionamos atrás son falsas como ya lo hemos repetido en múltiples ocasiones, pero sí preocupa la fabricación artificial de un expediente en el que se encuadre un delito mediante el cual se proceda, utilizando la ley como garrote, a detenerlos, lo que constituiría un acto de represión política.

El Ing. Aquiles Córdova, es ingeniero agrónomo, egresado de la Escuela Nacional de Agricultura, e impulsor principal de la transformación de ésta en Universidad Autónoma Chapingo; fue catedrático de esta institución en donde adquirió un gran prestigio por sus conocimientos, prestigio que conserva ante gran cantidad de ingenieros agrónomos de todo el país. Tengo el honor de ser su amigo desde hace más de 40 años y sé de su rectitud como ser humano; de su amplia cultura que le ha permitido escribir libros sobre el movimiento obrero, el movimiento campesino y popular, sobre música, poesía, literatura, economía, etc.; de su total entrega a la lucha de las clases trabajadoras de México y de su claridad sobre la problemática nacional e internacional. Durante los últimos 45 años ha edificado el Movimiento Antorchista Nacional, una organización que tiene como propósito construir una nación en la cual la riqueza se distribuya de manera más equitativa. Es un hombre que vive modestamente con apenas lo necesario para realizar las tareas que le encomienda la organización a la que pertenece, no tiene cuentas bancarias ni maneja recursos de otras personas, de tal manera que legalmente no van a encontrar elementos para inculparlo de algún delito.

En los casos del Ing. Jan Manuel Celis y de la Dra. Soraya Córdova, son una pareja de luchadores que también han entregado su vida y la de sus hijos a reivindicar los intereses de los más humildes de este país, por lo que tampoco encontrarán delitos en su quehacer.

¿Por qué la rabia de Miguel Barbosa en su contra? En el caso del Ing. Juan y la Dra. Soraya, que pertenecen a Antorcha Revolucionaria, junto con otros ciudadanos de Puebla a través de la asociación civil Movimiento Antorchista Poblano (MAP) se propusieron formar un partido político estatal, y cubrieron todos los requisitos que marca el Código Electoral de ese estado: presentaron y les fue aceptado en tiempo y forma la solicitud de registro; llevaron a cabo 23 asambleas distritales de 18 que establece la ley, es decir, cumplieron sobradamente, todo bajo la autorización y vigilancia de personal del Instituto Electoral del estado (IEE) y el pasado 26 de enero llevaron a cabo la asamblea estatal constitutiva en la que eligieron a su Comité Ejecutivo. Es decir, cumplieron con todos los requisitos establecidos por la ley, a pesar de lo cual, debido a la injerencia del gobernador Miguel Barbosa ante el IEE, anulando la autonomía de este órgano encargado de regular los procesos electorales, se les negó el registro como partido político estatal, violando sus derechos constitucionales.

Esta intromisión del gobernador de Puebla generó molestia entre los miembros de la citada asociación civil, situación que los llevó a realizar una marcha de 20 mil afiliados al MAP el pasado 6 de febrero frente a Casa Aguayo, exigiendo se respeten sus derechos constitucionales y esto fue lo que desató la ira y la rabia del gobernador poblano de la 4T. No hay ninguna justificación legal ni racional para querer encarcelar al Secretario General del Movimiento Antorchista, Ing. Aquiles Córdova Morán, ni al Ing. Juan Manuel Celis ni a la Dra. Soraya Córdova, se trata de una actitud intolerante y de represión política en su contra. En el fondo lo que queda claro es que el gobierno morenista de Puebla no tiene nada de democrático, ni de progresista y mucho menos de respeto a los derechos políticos del pueblo trabajador.

Pero Miguel Barbosa Huerta está equivocado si cree que el antorchismo nacional permitirá se encarcele arbitrariamente a los líderes del antorchismo, que se les reprima por gobiernos totalitarios. Antorcha es una organización nacional que valora y estima a sus dirigentes, en particular al Ing. Aquiles Córdova Morán, y sus miembros están dispuestos a defenderlos a costa de lo que sea, por lo que si se atreve a tocarlos Puebla se convertirá en el epicentro de las protestas nacionales de miles y miles de campesinos, colonos, estudiantes, obreros y maestros que a una sola voz se trasladarán hasta ese lugar para exigir se haga justicia. Los antorchistas veracruzanos desde aquí les decimos a nuestros hermanos de Puebla y a nuestro líder nacional que cuentan con nuestro respaldo incondicional y que ahí estaremos en el momento en que se nos diga.

 

*Dirigente estatal del Movimiento Antorchista en Veracruz

Compartir