La vuelta a Veracruz en un teclazo

La incapacidad de Leticia López Landeros

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

 

Ese sábado negro para Córdoba y la región, como Poncio Pilatos, desde la comodidad de una silla en un restaurante, la presidenta municipal de Córdoba, Leticia López Landeros, se lavaba las manos sobre la crisis que prevalece en el lugar donde dice gobernar.

Con justa razón, los cordobeses se preguntan de qué sirvieron los millones de pesos que la panista gastó en seguridad, si los secuestros y las desapariciones no han cesado, si a diario hay asesinatos, si ya tienen temor de salir a las calles.

Córdoba, desafortunadamente, se ha convertido en uno de los puntos más peligrosos del estado y, a su presidenta municipal no le quita ni el hambre ni el sueño, no se le ve intención alguna de solucionar el problema y solo se ocupa de destruir calles que no necesitaban intervención y en hermosear la ciudad: pura trivialidad cuando la Ciudad de los 30 Caballeros vive su momento más álgido.

Por eso el diputado local morenista, Rubén Ríos Uribe, anunció que exhortará a la Secretaría de Fiscalización del Congreso local, a investigar la inversión que el Ayuntamiento ha realizado en materia de seguridad pública, haciendo énfasis en la adquisición de las dos torres de vigilancia, desde el proceso de licitación hasta la empresa ganadora.

Y es que Ríos Uribe dijo que, tras el ataque al cuartel de seguridad, en donde cuatro policías fueron asesinados, la calidad de las torres de vigilancia quedó evidenciada. por lo cual será necesario que el Órgano de Fiscalización Superior del Estado (ORFIS) junto con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), investiguen quién autorizó la compra, bajo qué procedimiento se otorgó el contrato, a qué empresa se benefició y de ser posible, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Fiscalía General de la República (FGR), rastrear si en el pago de los 7 millones de pesos, hubo intereses de funcionarios municipales, vía los tradicionales “moches”. Es decir, López Landeros está metida en otro brete: el de salvar su cuello pues los desafueros están a la orden del día con los morenistas y sino que le pregunte a su correligionario de Actopan.

Ante la molestia creciente de los cordobeses y el nivel de inseguridad que se vive, no descarten que la siguiente en la silla de los enjuiciados sea Leticia López a quien a todas luces la alcaldía le quedó más que grande.

@YamiriRodriguez

Compartir