Despiden a joven xalapeño asesinado en Puebla; estudiaba Medicina

Francisco De Luna /

Xalapa, Ver.-«Javi regresó a México a que lo mataran», dice Cindy, la hermana de Francisco Javier, el joven asesinado junto con dos de sus compañeros colombianos y un conductor de Uber en la carretera «El Tanque» Estado de Puebla.

Era la noche del domingo 23 de febrero (2020), cuando regresaban del carnaval de Huejotzingo. Pidieron el servicio de Uber, sin embargo fueron interceptados, asesinados y presuntamente para robarles, aunque las autoridades no han determinado el móvil del crimen.

Hace apenas tres semanas que Javi había iniciado sus servicios profesionales en Xochiltepec muy cerca de Izúcar de Matamoros. Llegó con la ilusión de atender a los lugareños en esa pequeña clínica del Sector Salud.

Estudió la carrera de Medicina en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y durante nueve meses estuvo de intercambio en Colombia y sólo regresó a concluir el servicio.

«El servicio lo inició hace apenas tres semanas en Xochiltepec. En Colombia hizo su internado y estuvo aproximadamente nueve meses y ahí conoció a los dos chicos. Regresó a Puebla para concluir el internado y en febrero comenzó su servicio social».

Cindy lo recuerda como el hermano más contento, bailador, noble y con muchas metas «y le arrebataron sus sueños. Nos quitaron lo más preciado que era nuestro gordito», refiere y observa el ataúd ataviado de flores de todos los colores.

El día que se trasladó a Xochiltepec, sus papás y Cindy le acompañaron para conocer el pequeño pueblo. Le ayudaron a llevar sus cosas y también conocieron en qué lugar se hospedaría.

Tenía las aspiraciones de ser Pediatra, cuenta la hermana de Francisco Javier el joven de 24 años de edad a quien le truncaron toda una vida, explica afuera de la Sala de Velación número 2 de Bosques del Recuerdo en la ciudad de Xalapa.

Sobre el ataúd en color plateado, están colocadas las banderas de México y Colombia; cirios grandes, así como fotografías, en una posa con sus dos amigos, en la otra se observa a Francisco Javier con su bata color blanco y mirando fijamente hacia la cámara que capturó su sonrisa.

«Pedimos al Gobierno que se haga justicia (…) porque estamos en un país que se está pudriendo, entonces queremos justicia. Tristemente Javi regresó a nuestro país a que lo mataran», refiere su hermana quien agradece la solidaridad de la gente.

Éste miércoles la misa de cuerpo presente está programada a las 14:30 horas en la iglesia «María Madre» y el sepelio será a las 16:00 horas en Bosques del Recuerdo.

Compartir