Frente frío deja sin aulas a jóvenes de telesecundaria en Coatepec y Xalapa

Redacción

Debido a las fuertes ráfagas de viento ocasionadas por el frente frío número 41, más de 30 niños y niñas de la telesecundaria María Enriqueta Camarillo de la col. 2 de marzo, del municipio de Coatepec, se quedaron sin aulas, pues las provisionales que habían sido construidas por padres de familia quedaron totalmente destruidas.

Padres, maestros y alumnos señalaron que desde hace 2 años han acudido a la Secretaría de Educación de Veracruz, así como al Instituto de Espacios Educativos, para solicitar infraestructura educativa, sin embargo, cada vez que han acudido a la SEV, el secretario Zenyazen Escobar, ha sido omiso a estas peticiones.

“Nosotros ya hemos acudido en diversas ocasiones a las dependencias, pero siempre nos dan largas, el secretario no ha querido atendernos, nosotros somos familias de escasos recursos, y hemos luchado por tener nuestras escuelas donde mandar a nuestros hijos” , señaló Josefina Parra Córdova, presidenta de la Asociación de Padres de Familia.

Este lamentable suceso, también se dio en la ciudad de Xalapa, pues en la telesecundaria Margarita Morán Véliz de la Reserva Territorial el Troconal, el techo y parte de la estructura de tres aulas de la escuela se vinieron abajo, esto es un claro ejemplo de que la administración de Morena no está trabajando en mejorar la calidad de vida de los veracruzanos, señalaron padres de familia y vecinos de este asentamiento.

En este sentido, los padres familia se dijeron preocupados por esta situación pues ahora no saben donde tomaran las clases sus hijos, por lo que realizaron un llamado urgente al Secretario de Educación de Veracruz, para voltear a ver a estos niños, pues si no fuera por la indiferencia de las autoridades no estuvieran viviendo esta situación.

“Esperamos que con estos acontecimientos Zenyazen Escobar, voltee a ver las necesidades educativas de nuestras escuelas, pues hoy no pasó a mayores porque cancelaron las clases, pero si no hubiera así no sabemos que hubiera pasado, pudiéramos estar lamentando una tragedia, yo no sé si las las autoridades esperan qué ocurra eso para reaccionar”, dijo Leticia Andrade, madre de familia de la Reserva el Tronconal.

Compartir