Pluma negra

COVID-19 = Colapso + Anarquía

Robos vehiculares siguen

 

Ignacio Alvarez

En diciembre llegaron las primeras noticias desde Wuhan, China donde apareció y  luego se propagó un virus letal para los más vulnerables; después brincó a otros continentes, hasta entonces los mexicanos, incluida la autoridad, se mantenían en un nivel de memes. Empezó su llegada a nuestro país vía mexicanos o extranjeros que llegaron de Europa y siguió sin tomarse en serio; hoy que es ya una realidad se pasa de la burla a la prevención obligada por el miedo y por la psicosis a posibles casos. Todo dentro de niveles considerables de una anarquía que amenaza con terminar en caos y desastres sanitarios, económicos y con una inminente delincuencia famélica.

En su gran obra, Ensayo sobre la Ceguera , escrita en 1995, el portugués José Saramago imaginó una crisis total derivada de un virus de ceguera blanca, en  que la sociedad muestra su vulnerabilidad y reduce a lo primitivo los valores de los seres humanos en un escenario de un gobierno rebasado en todos sus aspectos. Una novela impactante que hoy se acerca a una realidad y que evidencia la debilidad del ser humano por encima del poder económico y político. Un virus desnuda a todos.

Desde el nivel central del gobierno no se tomaron las medidas adecuadas a tiempo, por negligencia o ignorancia pero ya no importa, ahora, gobernadores y alcaldes toman sus propias medidas de acuerdo a su criterio.

En Veracruz la llegada del virus fue a través de los ricos, los que pudieron pagar viajes o estancias en Europa y que regresaron contaminados, a propagar el COVID 19, ahí está el caso de la familia Zairick en Orizaba que a su regreso de Europa acudieron a un bautizo para expandir el mal.

A estas alturas no se puede hablar de cifras, sería irresponsable hacerlo; las oficiales no son creíbles, como tampoco las que manejan con sub registros, nadie sabe por una simple y sencilla razón, la infraestructura hospitalaria pública y privada no estaba preparada ni tuvo la capacidad de responder a la emergencia.

Ya con la tormenta encima, el gobierno sigue sin reaccionar de manera adecuada y empiezan los brotes de inconformidad en los hospitales por no contar con las garantías, preparación ni medicamentos para tratar a pacientes; en el IMSS de Xalapa los médicos exigen condiciones para ingresar a dar servicio; en Yanga los pacientes quedaron a la deriva porque los médicos en su mayoría con 60 años y más, decidieron acogerse a la disposición del propio gobierno para que los empleados mayores de 60 años y considerados vulnerables como hipertensos, diabéticos, asmáticos y con alguna otra enfermedad crónica degenerativa entraran en cuarentena.

El diagnóstico es tan grave como incierto, el pronóstico está claro que no tendrá un buen final, el impacto ya es brutal y será peor para la salud y la economía; el riesgo de un colapso sanitario coloca a los contagiados en el dilema de acudir a los infectados y rebasados nosocomios o esperar la bendición de Dios en sus hogares.

 

Inseguridad en todos lados

Mientras las autoridades anuncian la reducción de un 50 por ciento en los delitos de secuestros, otros actos delictivos se mantienen y se multiplican. Un ciudadano víctima de la delincuencia en el municipio de Manlio Fabio Altamirano denunció y publicó en redes sociales el video del momento en que sufrió el robo de una  motocicleta  de su propiedad, en las narices de la policía que se limitó a observar el delito sin inmutarse.

El revelador video tomado por las cámaras de circuito cerrado en el domicilio del afectado da cuenta de la hora y la forma en que dos delincuentes encapuchados entraron y sacaron la unidad.

Lo increíble es que en el momento en que la motocicleta era sacada del domicilio ubicado en la calle principal de Manlio Fabio Altamirano y cuando uno de los delincuentes se subía a la moto y la arrancaba, la patrulla de la Policía Municipal pasó frente al delincuente y sólo lo observó sin detenerse a aprehenderlo o cuando menos preguntar el motivo por el que andaba cubierto del rostro y a esa hora.

Otro detalle peculiar de este robo es que la víctima es familiar de la presidenta municipal de Manlio Fabio Altamirano, Nora Vela Torres, y que, a pesar de esto, los elementos policíacos no hicieron nada por detener a los delincuentes.

Hasta ahora se desconoce si el robo fue aclarado y si los policías fueron sancionados. El video es revelador.

Compartir