Empresas procesadoras de cítricos ahorcan a productores

Francisco De Luna

Tihuatlán, Ver.-Las empresas jugueras presionan a los citricultores del norte veracruzano para que vendan el producto más barato, indicó el delegado municipal de Sanidad Vegetal, Sergio Ruiz Valencia.

“Es estrategia de los empresarios. Quieren nuestro producto más barato. El año pasado ellos ganaron en una temporada lo equivalente a 15 veces más en el concentrado”.

Explicó que Tihuatlán es uno de los principales productores de cítricos en la entidad veracruzana, pues ocupa el segundo lugar. La primera posición es de Álamo y en tercer lugar es Martínez de la Torre.

También repuntan Papantla, Cazones de Herrera, Castillo de Teayo, Tuxpan y Tamiahua, refirió.

Por ejemplo, las jugueras Citrux e Industrias Químicas del Cobre han implementado estrategias para que los campesinos estén completamente desorganizados, por ello no existe la exigencia de mejoras en los precios.

Y actualmente en la zona citrícola, se vive una crisis de precios debido a que la industria procesadora del jugo ha controlado los precios en la región del norte veracruzano.

Tan sólo la semana pasada el valor comercial de las naranjas había comenzado a recuperarse, pues la compra directa en el árbol es de tres mil pesos, cosecha que se distribuía hacia los mercados.

Pero ahora, las jugueras pagan 2 mil pesos por mata, situación que marca una gran diferencia entre los precios y por lo tanto pérdidas económicas para los campesinos dedicados en este ramo.

Aunado a el control de los costos, también hubo pérdidas por la sequía durante 2019 y por lo tanto no se alcanzaron las diez toneladas por hectárea que en promedio se producen en esa extensión.

Por último, indicó que en Tihuatlán hace falta hacer un censo para conocer la cantidad precisa de producción por toneladas, las hectáreas sembradas y la variedad establecida en los 64 ejidos y de esta manera determinar cómo atacar las plagas que son otro factor que ha dañado los cultivos.

Compartir