Comunidad del norte de Veracruz impide el paso a unidades de Pemex

Comparte

Francisco De Luna

Papantla, Ver.-En la comunidad Reforma Escolín, perteneciente al municipio de Papantla, los habitantes hacen guardias comunitarias para impedir el ingreso de los camiones de Petróleos Mexicanos (Pemex) porque ha incumplido con la pavimentación de kilómetro y medio de la carretera.

Los ciudadanos llevan dos meses afuera de la iglesia evangélica «Getsemani» y desde ahí observan el pozo petrolero 161 y al fondo continúa la carretera de terracería que enlaza al pozo 248.

«Hacemos guardia todos los días para que no pasen y advertirles que no deben ingresar o de lo contrario será atrapado y no se le dejará salir, sobre todo su equipo es decir, carro y utensilios», describe el señor Andrés Jiménez García.

En la entrada de la comunidad hay una lona y en su mensaje dice: Se prohíbe la entrada a Pemex y compañías.

Explicó que la industria petrolera se comprometió a que la carretera sería asfaltada pero ya han pasado varias décadas y hasta la fecha la comunidad sigue sin el servicio ni de acceso y mucho menos de agua.

Narran que recientemente fue pavimentado un tramo de apenas 200 metros, pero esto lo construyó el Ayuntamiento de Papantla.

«No cumplió por eso estamos en guardia y no los dejaremos pasar», refiere, mientras es secundado por otro señor quien asegura que tienen las herramientas necesarias para evitar el acceso a los pozos petroleros.

Estos campos están en producción y a diario los camiones llegan a entrar hasta seis veces a extrar el hidrocarburo pero nada de servicios ha quedado para los habitantes.

Reforma Escolín es una localidad que se ubica sobre la carretera Papantla-Poza Rica y son 80 familias las que viven en este sitio y que se han unido para que Pemex y las compañías cumplan con las peticiones.

En el árbol, a un costado de la iglesia una cartulina está pegada con el roll de cada uno de los vecinos que montarán guardia. Aparecen sus nombres, fechas y horarios para cuidar el espacio.


Comparte