Comparte

Pese a los exhortos de las autoridades de los tres niveles de gobierno hacia la población para que se quede en sus casas, todavía un buen número de personas hace caso omiso.

El mejor ejemplo son las visitas a algunas playas, como las del Puerto de Veracruz.

Aún falta la Fase 3, por lo que de seguir el desinterés ciudadano, las cifras de contagios se incrementarán y el riesgo radica en que no habrá los insumos y espacios hospitalarios suficientes para atender a los enfermos.


Comparte