Exceso de trámites desmotivan la inversión; necesaria, una mejora regulatoria: Sergio Hernández

Comparte

Luis Alberto Romero

Sergio Hernández tiene claro que el exceso de trámites convierte cualquier intento de los empresarios y emprendedores por abrir negocios en un camino tedioso, tortuoso. El diputado local veracruzano (PAN) apunta que la pandemia representa el mayor reto que nuestro país ha enfrentado, en décadas, en el terreno económico.

El legislador apunta que en el próximo periodo ordinario –iniciará el dos de mayo–, presentará una iniciativa enfocada en la mejora regulatoria de Veracruz.

Dice que muchos empresarios que buscan invertir en cualquier municipio del estado han enfrentado problemas por un exceso de requisitos, trámites y burocratismo.

No importa si son papelerías, panaderías o cualquier giro; la enorme cantidad de trámites que deben sortear los emprendedores, el cumplimiento de los reglamentos en el estado y sus municipios hacen que el intento sea frustrante.

Necesitamos, agrega el diputado panista, una mejora regulatoria real, que simplifique los trámites y requisitos para abrir un negocio; ello representará no sólo un apoyo a los empresarios, sino un avance importante en cuanto a la generación de empleos.

Explica: “puedes preguntar a los empresarios por los trámites que deben realizar para sacar un permiso de construcción, para abrir un restaurante o para lo que quiera, en cualquier ayuntamiento; te va a decir que no es fácil; son trámites tediosos que desmotivan la inversión; por tanto, tenemos que enfocarnos en una mejora regulatoria eficiente, que permita a los empresarios invertir su dinero, generar empleos y reactivar la economía”.

Además de ocupar una curul en el Congreso de Veracruz, Sergio Hernández es empresario del ramo restaurantero en Xalapa.

Afirma que ante la pandemia de Coronavirus, el gobierno debe rescatar a la iniciativa privada, otorgar incentivos fiscales y facilitar la creación de empleos.

Con relación a los apoyos gubernamentales a la IP, el diputado advirtió diferencias: “hay empresarios de todo tipo; por ejemplo, hay los que tienen una cadena de restaurantes, grandes franquicias, a quienes sí les da para sostener uno o dos meses el pago de su nómina y gasto operativo; por supuesto, es importante que estos empleos no se pierdan; pero también hay pequeños empresarios que van al día y que probablemente puedan cubrir una o quizá dos quincenas, pero una tercera será muy complicado… en esos casos, debe haber un apoyo subsidiario del gobierno”.

Sostuvo que no se puede satanizar a quienes con esfuerzo generan empleos; “de repente tachamos al empresario como la persona mala que despide trabajadores, pero simplemente no le da para pagar empleados porque no hay ventas, no hay flujo económico en las calles y comercios”; por ello es fundamental que el gobierno implemente una estrategia de rescate y reactivación de la economía.

Lamentablemente, indica, parece que el gobierno federal resta importancia al problema que enfrenta México.


Comparte