Pluma negra

Más de los mismo

Ignacio Álvarez

La 4T demostró ser más de lo mismo, el control político de los tres poderes por parte del Ejecutivo es exactamente los mismo que en todos los gobiernos anteriores, del PRI y del PAN, nada cambia.

La sesión de la Legislatura de Veracruz de este martes dejó claro que quien manda es el Gobernador, el Jefe Político de Veracruz por encima de todo. La reforma política que blinda a los gobernantes para ser calificados vía las consultas populares tiene dedicatoria, el recorte a los partidos políticos afectará a todos menos a MORENA,  la supresión de los consejos municipales pondrá en riesgo las elecciones municipales, pero  el partido poder define sus reglas, al igual que sus antecesores, no hay cambio, sólo cambia de color.

El poder del Ejecutivo mantiene el prototipo de los demás, la operación del Congreso es lo mismo que en el gobierno anterior, que en el penúltimo y antepenúltimo, nada cambia, solo los actores, la película es la misma.

La única forma de cambiar las cosas es través del voto ciudadano como lo hizo el PAN para terminar con la hegemonía del PRI en el 2016, y como lo hizo MORENA con el PAN en el 2018 y como, seguramente lo hará otro partido en el 2024.

La imposición de la reforma que arrastró, al igual que en pasadas administraciones, a diputados de oposición acorralados por sus negros expedientes o por la necesidad de unos pesos, será modificada en cuanto entren un nuevo gobierno y eso puede ser en el 2024,  o bien en el 2021 en las elecciones intermedias como le sucedió a la administración  panista que en menos de dos años perdió todo lo que había ganado con el discurso del odio y el repudio.

La aprobación de la reforma política conlleva consecuencias para los “opositores” que votaron a favor, pero también a los que votaron en contra de manera pactada para cuadrar los número en tablero legislativo, los resultados se conocerán con el tiempo, tarde o temprano.

Por lo pronto, MORENA acudirá a elecciones intermedias con cierto confort y seguridad  de mantener una mayoría que le permita llegar a la Presidencial y a la renovación de la Gubernatura en mejores condiciones, según sus proyecciones que nada tiene que ver con una garantía firmada.

Compartir