Mesa de redacción

Sedatu, negocios y daño ambiental

Enrique Yasser Pompeyo

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), autorizó que se realicen trabajos de medición y deslinde del predio presuntamente propiedad de la nación, denominado Sierra Alta, el cual cuenta con una superficie aproximada de 2 mil hectáreas y que se ubica en Coatepec.

El tema ha generado dudas e incertidumbre entre las autoridades municipales y la población.

De entrada, el Ayuntamiento ha manifestado su oposición ante la instancia federal por las posibles afectaciones de los predios La Cortadura, Cruz de Duela y La Granada que se ubican en dicha zona.

En ese sentido, se realizan acciones para llevarlas a la categoría de Reserva Ecológica Municipal.

Además, se procedió a conformar un Comité de Participación Ciudadana que agrupa a varios propietarios de la zona en mención, con el propósito de trabajar de manera conjunta y cumplir con los procesos que deben realizar en defensa de sus derechos ante la dependencia federal.

Pero hay otro tema aún más delicado.

El área es de vital importancia por su valor ecológico, el cual representa la riqueza de los bosques, con especies endémicas únicas, además de ser la principal fuente de abastecimiento de agua para Coatepec y las zonas aledañas.

Por ello, las autoridades municipales advierten y condenan los posibles actos ilícitos que se pudieran presentar por grupos de personas que pretendan invadir dichos espacios.

El tema es complejo, por lo que se espera que tanto las autoridades estatales y federales emitan sus resoluciones que deberían ser a favor de la protección y preservación del medio ambiente de esa zona y no de intereses particulares.

ACCIONES DE PAPEL

Ojalá el encuentro que se realizó este miércoles entre los gobernadores de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez y el de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa sirva para algo más que tomarse la foto pastelera.

En el sur de la entidad veracruzana son constantes los asesinatos, las ejecuciones y los feminicidios.

Como se recordará, luego de la primera reunión que sostuvieron ambos mandatarios en el mes de febrero en Oaxaca, a los pocos días una familia completa fue masacrada en la comunidad Abasolo del Valle, municipio de Playa Vicente.

Las promesas de García Jiménez y Murat Hinojosa quedaron en eso; de nada sirvió el supuesto blindaje en los municipios colindantes de ambas entidades.

Se espera que tras la reunión de la pomposamente llamada Mesa Interestatal de Coordinación para la Construcción de Paz y Seguridad haya verdaderos resultados, no sólo en papel y no se repita otra masacre de familias veracruzanas u oaxaqueñas.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir