Corrupción en aduanas y puertos en México no se puede permitir más: Reginaldo Sandoval

Redacción Hora Cero

El coordinador deL Grupo Parlamentario del PT, Reginaldo Sandoval Flores, aseveró que la corrupción y mala administración que ha imperado en puertos y aduanas durante mucho tiempo “han lastimado a la sociedad mexicana y es algo que no se puede permitir más, dado que ha derivado en hechos delictivos como el contrabando de drogas”.

 

Asimismo, señaló que el contrabando no nada más se da con narcóticos, también está la “piratería”, que perjudica a los vendedores y que, según datos de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), estos ilícitos le cuestan al país cerca de 43 mil millones de pesos al año.

 

En un comunicado, comentó que estos delitos de acuerdo con estadísticas de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), han posicionado a México en el cuarto lugar a nivel mundial y el primero en América Latina en este rubro, por lo que su combate es inaplazable y urgente.

 

“Debido a este grave problema es que los índices de violencia se han incrementado en diversas regiones del país y lo más alarmante es que han impactado de manera negativa en la población joven, al ser ésta la más vulnerable por el tráfico de estupefacientes que hoy en día son más agresivos, además de representar grandes dificultades en la salud y la seguridad nacional”, manifestó.

 

“La instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, de encargar el manejo de los puertos y aduanas marítimas y terrestres a las secretarías de Marina (Semar) y de Defensa Nacional (Sedena) es un acierto, ya que se estará erradicando la distribución de drogas en el país, al tener un mayor control de todo lo que ingresa”, abundó.

 

Sandoval Flores celebró que la determinación por el Ejecutivo Federal de renovar el sistema de aduanas y puertos del Sistema de Administración Tributaria (SAT) sea de manera gradual y, sobre todo, que el personal que llegue a incorporarse esté capacitado “para que no exista ninguna posibilidad de complicidad entre las autoridades y delincuentes, tal como se suscitó en los gobiernos neoliberales”.

 

“No podemos negar el impacto que trae consigo el tráfico de drogas y armas en nuestra población, pero tampoco debemos perder de vista el daño económico que genera el contrabando de mercancía y la piratería a las arcas de la nación. México es un país con una recaudación muy deficiente y este tipo de transgresiones provocan un declive en los impuestos por concepto de importación y exportación de productos”, finalizó.

Compartir