Hora cero

El Covid del secretario

Luis Alberto Romero

Con más de 16 mil casos de Coronavirus, Veracruz es una de las entidades del país con el ritmo más acelerado de contagios.

Hay más de mil 200 muertos por esta temible enfermedad, que mantiene a prácticamente todo el estado en semáforo rojo; de los 212 municipios, sólo 26 no registran casos, aunque la mayoría de ellos tiene límites territoriales con puntos con pacientes.

Este fin de semana, la noticia de que el secretario de Gobierno de Veracruz, Eric Cisneros Burgos, dio positivo a la prueba de laboratorio, encendió los focos de alarma entre los funcionarios del gabinete.

La preocupación no es para menos: tras la confirmación de la noticia surgieron comentarios sobre la falta de uso de cubrebocas en prácticamente todos los eventos en los que participó de forma reciente el funcionario del gabinete del gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

El pasado viernes, Cisneros Burgos confirmó su contagio; a través de sus redes sociales difundió un breve mensaje en el que expone “resulté positivo a COVID-19. Permanezco trabajando a distancia, coordinando desde mi aislamiento las labores de mi encargo y siguiendo las indicaciones de las y los extraordinarios médicos veracruzanos”.

Un día antes, el jueves 16, el secretario acompañó al ejecutivo estatal a la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz. En ese evento estuvieron presentes funcionarios estatales y mandos de la Sedena, ninguno de ellos apareció en las fotografías de prensa con cubrebocas.

Ese día, Eric Cisneros ya era portador del virus y en sus redes manejó una foto sin protección alguna.

El martes 14 de julio, el funcionario que hoy lucha por su vida  participó en otra reunión encabezada por el gobernador; también asistieron el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado; la fiscal general, Verónica Hernández Giadáns; así como representantes de la Fiscalía General de la República y de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Otra vez, exceptuando al gobernador, ninguno de los participantes utilizó la protección del cubrebocas.

El lunes, cuatro días antes de que Cisneros Burgos fuera internado por Covid-19, el funcionario estuvo en otro evento: el anuncio del gobernador Cuitláhuac García de apoyos extraordinarios para atender a los afectados por la enfermedad; en esa conferencia, el ejecutivo también habló de la dispersión de recursos para los municipios veracruzanos; participaron, además del mandatario y el secretario de Gobierno, los secretarios de Salud, Roberto Ramos Alor; Desarrollo Económico, Enrique de Jesús Nachón García; y Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco. De todos ellos, ni uno usó cubrebocas; ni siquiera el titular de Salud, a pesar de que cada noche, durante los reportes que difunde sobre la evolución de la pandemia, hace hincapié en la importancia de las medidas de prevención.

Esperemos que el titular de la Segob salga bien librado del cuadro que presenta; su evidente sobrepeso le convierte en parte de la población de riesgo; ojalá que otros funcionarios se miren en ese espejo y acaten las indicaciones de los especialistas en materia de salud pública, en epidemiología y en neumología. @luisromero85

Compartir