Memorial Ecológico en Coatepec, vida después de la muerte

Enrique Yasser Pompeyo
Coatepec

Bosque de Vida: Memorial Ecológico es el primer complejo funerario en implementar un programa de trascendencia forestal en el estado de Veracruz.

Ubicado en el corazón del Bosque Mesófilo de Montaña, en el kilómetro 3.3 de la carretera a Cinco Palos en el municipio de Coatepec, es el primero de su tipo en el sureste del país y pionero en el cambio cultural en México.

La filosofía es dar un nuevo comienzo a la muerte al reforestar miles de metros cuadrados mediante urnas biodegradables, donde se depositan los restos incinerados junto con semillas que con el paso del tiempo darán vida a un árbol que a su vez formará parte del bosque.

Su director general, Fernando Olivares, explica que también cuentan con servicios funerarios, “el servicio integral, desde ir por el cuerpo a los hospitales, estamos completamente apegados a los protocolos sanitarios que marca la autoridad; en cuanto a lo que es el panteón y la ceremonia que realizamos, también respetamos las medidas sanitarias”.

El parque funerario ecológico ya abrió sus puertas y ha brindado cinco servicios.

“Tres de ellos han sido desgraciadamente muertes por Covid y dos más son personas que ya tenían muchos años incineradas y sus familiares resguardaban las cenizas”.

Hoy la sociedad veracruzana tiene la oportunidad de despedir y recordar a quienes han partido, de una manera completamente diferente.

Fernando Olivares explica que tienen la capacidad de recibir cinco mil urnas, cinco mil restos humanos, de los cuales, 800 van a ser árboles.

“Tenemos otros espacios, por ejemplo, injertar las urnas alrededor de la ladera que rodea al cerro y devolver algo al Bosque de Niebla; cada uno de los árboles existentes en el predio los hemos lotificado y podemos injertar las cenizas y dotar de nutrientes a los árboles”.

Para el director general de Bosque de vida: Memorial Ecológico, el nuevo espacio también permitiría desahogar la saturación que hay en los panteones municipales.

“Estamos considerados como un panteón regional y tenemos la oportunidad de abarcar la zona centro del estado, Coatepec, Xalapa, Banderilla, San Andrés Tlalnelhuayocan, Orizaba, Huatusco, Veracruz, Boca del Río”.

El proyecto busca generar una cultura funeraria responsable con el medio ambiente; crear un espacio amigable con el planeta en donde la esencia de los seres queridos florezca y se vuelva parte de un ecosistema boscoso de miles de metros cuadrados.

Liquidambar, Roble Australiano y Guayacán son algunas de las especies en las que podrían permanecer los restos de los seres queridos.

Compartir