La vuelta a Veracruz en un teclazo

Veracruz y Oaxaca, tan cerca y tan lejos

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Cuántas coincidencias hay entre Oaxaca y Veracruz.  Además, de ser vecinos, gozamos de las gastronomías más reconocidas; tenemos una riqueza cultural aportada en gran medida por nuestros ancestros y por nuestros pueblos indígenas, así como natural.  Compartimos problemas, como el de la inseguridad en nuestra frontera, una de las más peligrosas para Veracruz y, también, el de la pobreza.

Sin embargo, Oaxaca avanza con pasos agigantados hacia una sociedad diferente, más acorde a los nuevos tiempos y, para eso, su congreso local ha sido determinante.  El ejemplo más reciente lo tuvimos la semana pasada, tras prohibir la venta de bebidas azucaradas y comida chatarra a menores de edad, lo que lo convierte en la primera entidad en tomar esta conveniente medida.

Hace apenas unos días señalaba que el sobrepeso y la obesidad es ya un problema de salud pública en Veracruz, cuya raíz está en la cocina, en la mesa, de cada hogar veracruzano. Intentos por “reeducarnos” a los padres hay muchos, pero no hemos entendido.   Para muchos papás y mamás es más fácil comprar un “jugo” de caja, que no es más que jarabe, que exprimir unas naranjas; preferimos comprar el refresco familiar para comer, que comprar una sandía en temporada, picarla, licuarla y hacerla agua.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, que en 2018 levantó el INEGI, revelaba que el porcentaje de veracruzanos, entre 12 y 19 años con obesidad, era de 22.9 por ciento lo que nos ubicaba como la entidad con mayor número de adolescentes obesos. Tristemente en estos dos años no ha cambiado nada porque seguimos con los mismos malos hábitos alimenticios.

De la mano viene que también figuremos como la tercera entidad con mayor número de personas de más de 20 años con hipertensión, con un 23.6 por ciento, solo superados por Campeche y Sonora. A la par, 11.9 por ciento de la población sufre de diabetes.

Por eso dice el dicho que cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pongas las tuyas a remojar. Ojalá que lo hecho en Oaxaca en pro de la salud de las nuevas generaciones, motive a nuestras autoridades veracruzanas, y a nosotros en casa, a hacer un cambio.

@YamiriRodríguez

Compartir