El Ayuntamiento de Xalapa no da una. El gobierno que encabeza Hipólito Rodríguez se encuentran a la deriva.

Cierran negocios, impiden trabajar y poco ayudan a los diferentes sectores afectados por la pandemia del coronavirus. Una administración gris, un fracaso.

Compartir