Plantea diputada adelanto de participaciones federales para estados y municipios

Redacción

La diputada Mónica Almeida López (PRD) planteó que las entidades federativas y municipios dispongan de manera anticipada y hasta por dos meses de recursos correspondientes a los Ramos Generales 28 y 33 para incidir directamente en la calidad de vida de sus ciudadanos.

En un comunicado, explicó que el Ramo 28 corresponde a las Participaciones a Entidades Federativas y Municipios y el Ramo 33 a las Aportaciones Federales.

“Percibir los recursos de manera acumulada y anticipada, como se propone, permitirá a las haciendas municipales contar con un flujo administrativo positivo para implementar acciones inmediatas de reactivación económica en conjunto con los gobiernos estatales, para que reaccionen con mayor prontitud ante la crisis actual”.

Almeida López comentó que adelantar de forma acumulada estos recursos, también permitirá que derechos humanos y vitales de las personas no se vean vulnerados, y que las administraciones locales otorguen de forma adecuada los servicios.

Mencionó que los ayuntamientos tienen las funciones que inciden de manera más directa en la población al estar a cargo de servicios públicos como, agua y alcantarillado, alumbrado público, recolección de residuos, mercados, panteones, rastro, calles, parques, seguridad entre otras más, pero «lamentablemente la distribución de recursos del esquema fiscal actual es a quienes más afecta».

«Existen municipios que dependen hasta en un 90% de los recursos que otorga la Federación, por ello, adelantar las participaciones impedirá que los derechos vitales de los mexicanos sean vulnerados durante esta crisis sanitaria”.

La diputada perredista enfatizó que su propuesta no busca incrementar los recursos, sino adelantar su entrega, ya que «al abrir la llave de recursos para los municipios le facilitará el trabajo a la Federación para impulsar el desarrollo de una economía socialmente responsable en el municipio con inversiones, generación de producción y empleo».

Con la llegada de la Cuarta Transformación han desaparecido o se han reducido fondos que hacen imposible el acceso a recursos adicionales de las participaciones y aportaciones federales, teniendo que depender únicamente de estas fuentes de recursos, que por si fuera poco en la mayoría de municipios se han reducido al paso de los años.

Dichos recursos «atienden a una distribución principalmente poblacional, lo cual empobrece a los más necesitados debido a la incidencia de migración que tienen, teniendo una doble problemática ya que al contar con una menor recaudación propia y menos recursos que devienen de la Federación, hacen casi imposible cumplir con sus funciones como ayuntamiento», concluyó.

Compartir