Hora cero

Las cifras de crisis en el sector turístico

Botón de pánico para comerciantes

 

Luis Alberto Romero

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, INEGI, dio a conocer este jueves el indicador trimestral de la actividad turística, con cifras actualizadas al primer trimestre del presente año.

En términos generales, dicho estudio consigna una disminución de 6.3 por ciento con relación al trimestre inmediato anterior, el cuarto de 2019.

Indica INEGI que en su comparación anual, el indicador trimestral del Producto Interno Bruto Turístico reporta un descenso de 5.2 por ciento; y de -4.7 por ciento en el consumo turístico interior.

No son buenas noticias para un sector que durante los últimos meses ha sido fuertemente golpeado por la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia de Covid-19.

Habría que aclarar, sin embargo, que estas cifras de INEGI corresponden a los meses de enero, febrero y marzo, primer trimestre, cuando los efectos de la pandemia en la economía aún no se habían dimensionado.

Recordemos que los primeros casos de Coronavirus en México se registraron el 28 de febrero; a finales de marzo, el número de contagios se ubicaba en mil 215, casi nada si se compara con las cifras actuales: casi 500 mil casos y 54 mil defunciones.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social, sólo durante julio se perdieron 3 mil 907 empleos en todo el país. De abril a julio, los meses que registran los mayores casos de Coronavirus, el IMSS reporta la pérdida de 986 mil 991 empleos en el ámbito nacional.

Con esos datos, no es difícil prever cómo vendrán las cifras del próximo indicador trimestral de la actividad turística, que ya corresponderán a los meses de la pandemia, sobre todo de abril a septiembre; es decir, segundo y tercer trimestre del año.

Esos, que parecerían números fríos, se traducen en miles de empleos perdidos en el sector terciario de la economía; y en miles de tragedias para las familias que dependen del trabajo en hoteles, restaurantes y giros dedicados a los servicios.

 

Botón de pánico para comerciantes

En Veracruz no hay día en que no se cometa algún hecho delictivo o algún robo a comercio.

A pesar de los operativos que realizan las autoridades de seguridad, casi nunca detienen a los responsables de hechos delictivos.

Cuando ocurre algún delito, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, Fuerza Civil y otras corporaciones, se movilizan, van de un lado a otro, cierran y acordonan calles, pero los resultados son nulos.

Por eso sorprende que ahora el secretario de Seguridad, Hugo Gutiérrez Maldonado, intente “vender” la aplicación “Alerta Empresarial” como la respuesta para frenar los asaltos a negocios.

El método y la idea no son nuevos.

Según lo dicho por el mismo funcionario, el sistema abarcará los 212 municipios y podrán conectarse los comercios grandes, pequeños y hasta los changarros, las tiendas de la esquina.

Sin embargo, habría que conocer cuántos pequeños comercios y tienditas a lo largo y ancho de la entidad cuentan, primero, con una computadora y, segundo, si en las zonas donde se encuentran ubicadas existe el servicio de internet o de energía eléctrica.

Es decir, quizá los grandes negocios sí cuenten con esas herramientas; no obstante, muchos otros apuradamente sacan lo del día, para comer.

El software que supuestamente habría sido desarrollado por “técnicos” y “especialistas” de la propia Secretaría de Seguridad enviaría la señal al C-4 y a las subsedes.

El punto es que quien ha recorrido el territorio sabe perfectamente que hay zonas de difícil acceso, lo que retrasaría la llegada y la supuesta respuesta rápida de las fuerzas policiales.

Si bien el planteamiento del secretario es bueno, como idea, lo cierto es que se duda de la efectividad que pueda tener, primero, por los insuficientes recursos del área de seguridad; y segundo, porque requiere de inversión en tecnología por parte de los negocios, que no siempre cuentan con recursos para ello. @luisromero85

Compartir