Al pie de la letra

EL PVEM, HUÉRFANO

 

Raymundo Jiménez

Este lunes, el dirigente  nacional del PVEM,  Carlos Puente Salas, anunció que en las elecciones municipales de 2021 irán solos, sin alianza con Morena.

“Tomamos esta decisión con plena seguridad de que el Verde por sí mismo tiene la capacidad y la fuerza para contender solo. A todos nuestros líderes locales, representantes, militantes y simpatizantes les quiero decir que hoy más que nunca debemos trabajar  con el compromiso y la unión que nos caracteriza”, fue el mensaje que envió antenoche a sus correligionarios.

Puente Salas y el ex gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, actual coordinador del grupo legislativo del PVEM en el Senado de la República, hicieron todo por amarrar la coalición con el partido lopezobradorista, pero la militancia de Morena en Veracruz y otros estados rechazaron aliarse con ellos.

Casualmente el viernes 24 de julio, en Tuxtla Gutiérrez, la capital del estado que hasta 2018 gobernó Velasco Coello, el dirigente nacional interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, afirmó que la militancia de ese instituto político “no quiere una alianza” con el Partido Verde para las próximas elecciones.

“En algunos estados, de plano nadie quiere ir con el PVEM”, dijo en una rueda de prensa  tras inaugurar las nuevas oficinas del comité estatal de Morena.

“En la mayoría de los casos la gente no quiere alianzas con el PVEM”, reiteró Ramírez Cuéllar, lo que fue aplaudido por militantes presentes, algunos de los cuales recordaron que la pasada administración en Chiapas fue encabezada por el ahora senador Manuel Velasco, quien actualmente opera para el Partido Verde en las zonas sur y norte de Veracruz a través de Javier Herrera Borunda y Alberto Silva Ramos, hijo y excolaborador, respectivamente, del ex gobernador priista Fidel Herrera Beltrán.

“Qué bueno que estamos en Chiapas”, expresó el dirigente de Morena al escuchar los aplausos. “Ni la militancia ni la ciudadanía ve muy bien esa alianza, pero debemos de esperar el debate, aunque lo vemos muy complicado”, manifestó Ramírez Cuéllar, quien en cambio dijo que su instituto político sí tiene la idea de mantener en algunas entidades una coalición con el Partido del Trabajo (PT), al que consideró “aliado natural”, pero puntualizó que el tema de “cómo nos vamos a presentar en las elecciones” aún “será debatido por nuestros militantes y resuelto por el Concejo Nacional”.

Sin embargo, el diputado federal reiteró que “hay otros partidos con los que la mayoría de la militancia no quiere nada, por lo que tenemos que respetarlo”.

Sorprendió el deslinde morenista, pues el PVEM registró ante el Instituto Nacional Electoral un padrón de 460 mil 554 afiliados en el país, superior al de Morena que reportó 278 mil 332 militantes, y al del PAN, que hasta febrero pasado, antes de la pandemia de Covid-19, sumaba 234 mil 450, apenas 500 miembros más de los requeridos legalmente para mantener el registro.

En cuanto a financiamiento público, el Partido Verde recibió del INE  418 millones de pesos este año.

 

¿DESBANDADA PANISTA?

Apenas anteayer, el empresario y ex alcalde de La Antigua, Adolfo Bernardo Carrión Carrillo, hizo pública su renuncia a su militancia de 25 años en el PAN por supuestas diferencias con el dirigente estatal del partido blanquiazul, Joaquín Guzmán Avilés.

Y ahora ha trascendido que el diputado local panista Juan Manuel Unanue Abascal estaría también por abandonar las filas de Acción Nacional.

La versión prendió en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río luego de que vieron a Unanue compartir el pan y la sal con el presidente del CDE del PRI, Marlon Ramírez Marín, en el restaurante “Ciboulette”, propiedad del concuño del dirigente priista.

Cuentan que en la misma mesa del comedero ubicado en el fraccionamiento Reforma del puerto de Veracruz estuvieron también la diputada federal del PRI, Anilú Ingram Vallines, y el secretario de Elecciones del CDE-PRI, Fernando Kuri Kuri.

Obviamente, esta comilona ha venido a reforzar la versión que ha corrido en estos últimos días acerca de que el diputado local Unanue Abascal coquetea con el PRI ante el abierto bloqueo del alcalde panista Humberto Alonso Morelli para ser postulado por Acción Nacional a la presidencia municipal de Boca del Río en 2021.

Y es que dicen que las diferencias entre el edil boqueño y el legislador se ahondaron ante la sospecha del munícipe de que habría sido Unanue quien presumiblemente proporcionó todo el expediente con fotografías, datos, nombres, santo y seña para que el dirigente municipal del PRI, Rodolfo Llorente Mosqueda, denunciara en días pasados por presuntos delitos electorales ante la FEPADE a Morelli, al tesorero municipal y al director de Desarrollo Social del Ayuntamiento, que supuestamente sería el “delfín” del alcalde para sucederlo.

¿Cuántos panistas más estarán por renunciar a su partido ante la disputa de las candidaturas municipales y la rebatinga de las diputaciones locales y federales?

¿Cuántas nominaciones cederá la dirigencia estatal de Guzmán Avilés al grupo político del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, con el cual está identificado precisamente el diputado Unanue?

Compartir