Al pie de la letra

DESAPARECIDOS

 

Raymundo Jiménez

Este domingo 30 de agosto se conmemoró en Veracruz y en otros estados del país el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

De las 73 mil 308 personas reportadas oficialmente como desaparecidas y no localizadas hasta el 1 de agosto, el 52.6 por ciento son casos sucedidos sólo en cinco entidades, entre ellas Veracruz.

De acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (Rnpdno), que da a conocer la Comisión Nacional Búsqueda (CNB), Tamaulipas concentra el mayor número de casos (10,810), le sigue Jalisco (10,240), Estado México (7,684), Veracruz (5,018), Sinaloa (4,846), Nuevo León (4,319) y Coahuila (3,131), que en total acumulan 47 mil 088 víctimas.

Este problema es uno de los que más se le ha complicado resolver a la administración del gobernador Cuitláhuac García.

Hace un mes, sorpresivamente, a través de las redes sociales se dio a conocer la renuncia de Martha Lidia Pérez Gumercindo, titular de la Fiscalía Especializada en Atención de Denuncias por Personas Desaparecidas, de la Fiscalía General del Estado.

Su salida fue asumida como una ruptura con los Colectivos de Búsqueda. “Es cortar con lo que había y declararnos la guerra, nos están declarando las hostilidades, por ahí no va y deberían saberlo, ese no es el camino y ojalá y rectifiquen. Lo tenemos que tomar como una señal de hostilidad”, afirmó Lucía Díaz Genao, integrante del Colectivo Solecito

De acuerdo con la información que circuló en redes sociales, Pérez Gumercindo renunció  por motivos personales.

Sin embargo, Díaz Genao consideró que la medida era un mal precedente, y no descartó que se repitieran los mismos problemas que padecieron con el ex fiscal Jorge Winckler, de quien se quejó que simplemente no los escuchaba.

“Es muy mal preámbulo, un presagio ominoso de cómo van a marchar los trabajos de esta Fiscalía que en vez de tratar de acercarse a las víctimas se está alejando y se van a tropezar con las víctimas como una fuerza bastante considerable, y no será fácil que una Fiscalía nos pase por encima”, advirtió la activista.

Por su parte, Anaís Palacios, miembro del Consejo Ciudadano de la Comisión Estatal de Búsqueda, lamentó el cambio, pues señaló que le metía ruido al proceso de localización de personas reportadas como desaparecidas, lo que calificó como un duro golpe para sus familias.

“Este cambio, en el contexto de la pandemia resulta doblemente golpeador porque representa que alguien que entienda o no del tema (a quien designen) asuma con responsabilidad y sin compromisos políticos, que tenga capacidad, empatía, y sobre todo que retome el trabajo en curso, que sepa liderar a un equipo y que sorteé las condiciones actuales de Fiscalía”, posteó en redes sociales.

Este domingo se recordó el caso de los cinco jóvenes xalapeños que hace un par de meses fueron levantados por un comando armado en un expendio de cerveza de Palo Gacho –una congregación del municipio de Emiliano Zapata, ubicada a escasos 30 kilómetros de Xalapa– sin que hasta ahora la Fiscalía reporte avances en sus pesquisas.

Los desaparecidos fueron identificados como Cedrick Abdiel Ramírez Aguilar, de 19 años; su primo Iván Aurelio Aguilar Villa, de 26; Mario Figueroa Domínguez, de 32 años; Iván de Jesús Sosa Lagunes, de 32, y Marco Javier Reyes, de 30.

Los cinco, como ya se informó en su momento, viajaron el jueves 02 de julio a bordo de un taxi hasta Palo Gacho, donde estuvieron consumiendo cervezas en un expendio llamado “Michelukas”.

Están por cumplirse dos meses de su desaparición y la Fiscalía General del Estado no ha reportado a las familias de las víctimas ningún avance de la carpeta de investigación número 118/2020, pretextando que las pesquisas se han retrasado por la pandemia.

Pero también ha trascendido que algunos testigos, por temor, se han negado a declarar sobre este hecho, principalmente la propietaria de la cervecería que inclusive promovió hasta un amparo ante la justicia federal con la representación de tres abogados defensores.

Se ignora si al menos entregó a las autoridades ministeriales las videograbaciones de las cámaras instaladas en su negocio.

De hecho, la Fiscalía tardó dos semanas en comenzar a investigar este caso, no obstante que los familiares de las víctimas reportaron su desaparición al día siguiente, el viernes 03 de julio.

 

BIENESTAR: SIGUEN LAS RENUNCIAS

Después de la renuncia de Rosa María Hernández Espejo, quien hace un mes dejó la Subdelegación de Programas Sociales de la Secretaría de Bienestar en el estado  para irse a hacer precampaña al puerto de Veracruz para una potencial candidatura municipal o federal en el proceso electoral de 2021, este lunes hizo lo mismo el profesor Gustavo Moreno Ramos, el cual entregó la Coordinación de Becas en el Estado de Veracruz a Carlos Villa Jiménez.

El ex dirigente de la Sección 32 del SNTE y ex diputado local y federal del PRI seguramente se va también a su natal Misantla para ir preparando el terreno con miras a los comicios del año entrante, aunque ahora ya no será postulado por el partido tricolor sino por Morena.

Compartir