Mesa de redacción

Turismo se desploma en Veracruz

Enrique Yasser Pompeyo

El turismo en la entidad veracruzana se desplomó.

De acuerdo con las cifras, el noventa por ciento de los empleos directos que genera el sector se perdieron; miles de jefas y jefes de familia se quedaron sin sustento para sus hogares.

Los datos establecen que en Veracruz se han cancelado 50 mil 531 plazas laborales y fueron cerradas de manera temporal o definitiva 12 mil 400 empresas en todo el territorio.

En el caso de Xalapa, anteriormente se registraba un promedio del 35 al 45 % en la ocupación hotelera, pero ahora sólo ha sido de entre tres y cuarto por ciento; por ello, aproximadamente dos mil 400 familias se quedaron sin empleo.

En las distintas regiones de la entidad se reporta una ocupación hotelera promedio del ocho al diez por ciento, excepto en la conurbación Veracruz-Boca del Río, que alcanzó por fin de temporada hasta el veinte por ciento, mientras que en la zona centro, Orizaba ronda el nueve por ciento.

Las cifras son alarmantes. Guías de turistas, meseros, personal de limpieza, de mantenimiento, cocineros, choferes, camareros, agencias de viajes y restauranteros están a punto de desaparecer por el cierre definitivo de sus fuentes laborales.

Por ello, diferentes sectores han hecho un llamado para sumar esfuerzos y rescatar al sector turístico.

El dirigente estatal del PRD, Sergio Cadena Martínez tiene claro que “no hay acciones concretas del gobierno para reactivar la economía turística, mantuvieron la falsa idea de que los empresarios debían resolver sus propios problemas y enfrentar sin apoyo la crisis, lo que generó cierre de empresas y negocios, con un alto costo en pérdida de empleos”.

Es fundamental impulsar el turismo sostenible para beneficiar económicamente a cada región del estado, pero, además, es urgente que los recursos del dos por ciento al hospedaje se apliquen de manera óptima para que la entidad recupere su lugar privilegiado como destino turístico nacional.

Asimismo, se deben implementar mesas regionales para analizar cada caso, escuchar las ideas y propuestas de los prestadores de servicios.

De entrada existe disposición de hoteleros, restauranteros, agentes de viajes, comerciantes, vendedores y familias para retomar las actividades.

Sin embargo, no se observa que la titular de la Secretaría de Turismo haga algo, no se ve ni se oye; se ignora dónde está.

No hay comunicación ni mucho menos promoción del estado. El sector se encuentra abandonado a su suerte.

MOTA ENGIL Y SAN RAFAEL

El alcalde de San Rafael, Luis Daniel Lagunes Marín, “tuvo el valor” para detener trabajos irregulares en la construcción de la autopista Cardel-Poza Rica a la altura de la comunidad de Paso Largo, por lo que fue reconocido por el secretario general del PRD, Roberto Peña González.

El alcalde, dijo, actuó ante la preocupación “legítima” de autoridades de Protección Civil y pobladores, porque de acuerdo al dictamen de PC, la empresa Mota Engil construía un terraplén hacia el río Bobos, que funcionaría como dique que provocaría inundaciones a las comunidades ubicadas en zonas bajas de Martínez de la Torre, Misantla y San Rafael.

El secretario general destacó que los alcaldes del sol azteca demuestran así su compromiso con el pueblo, al no permitir que se afecte el interés, el patrimonio y la vida de los ciudadanos.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir