Buscan reactivar al sector pesquero afectado por Covid-19

Redacción

La diputada Claudia Yáñez Centeno (Morena) retomó este lunes con autoridades de la Secretaría de Marina (Semar) la estrategia comercial para que personal naval compre y consuma pescados y mariscos nacionales, y emprenda acciones de inspección y vigilancia para evitar la pesca furtiva e ilegal, a fin de reactivar al sector tras las afectaciones por el Covid-19.

Mediante un comunicado, informó que la propuesta fue presentada hace unos meses al secretario de Marina, almirante José Rafael Ojeda Durán, por parte de la Confederación Nacional de Cooperativas Pesqueras (Conacoop) y de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas (Conmecoop).

Yáñez Centeno recordó que en aquella oportunidad, Ojeda Durán ofreció que se implementarían cuatro acciones concretas: la contribución de las Capitanías de puerto a la reactivación de actividades económicas de los pescadores; se instruiría a Mandos Navales para comprar productos pesqueros nacionales a cooperativas; se promovería entre el personal naval mayor consumo de pescados y mariscos, y se reforzarían acciones de inspección y vigilancia para evitar la pesca furtiva e ilegal.

Comentó que en la reunión de este lunes, acompañada por Rosa Elena Acosta Jenkins, directora general de la Conacoop y Henri Márquez Escudero, delegado de Conmecoop, la legisladora de Morena fue recibida en las instalaciones de la Semar, por el almirante Luis Orozco Inclán, Jefe de Estado Mayor General de la Armada de México.

“Tras escuchar los argumentos expuestos y en respuesta a las demandas, el almirante Luis Orozco solicitó el listado de las representaciones (federaciones de cooperativas), para que los encargados de la Semar en diferentes regiones de México, se pongan de acuerdo para que las cooperativas expongan el detalle de sus productos, precios, estrategias de entrega; aspectos logísticos y comerciales, a fin de que se puedan abastecer los comedores de oficiales y tropas.

Yáñez Centeno expuso las ventajas de que la Semar consuma productos nacionales para fortalecer al sector pesquero y acuícola, como elemento fundamental para contribuir a la reactivación económica y al mismo tiempo, reforzar el sistema inmunológico del personal naval, a través del consumo de productos de alto contenido nutricional.

“Se comprometió a enviar la lista de dichas representaciones para el avance en la búsqueda de alternativas de compra y consumo de acuerdo con la oferta y demanda de productos pesqueros”, añadió.

Al respecto, Rosa Elena Acosta mencionó que lo anterior es congruente con el ofrecimiento que había hecho el Almirante Secretario, de que entre otras medidas, “se instruiría a los Mandos Navales para que la adquisición de productos pesqueros que se consuman, se efectúen directamente con las cooperativas pesqueras que se encuentren en su jurisdicción”.

A solicitud expresa de la representante de la Conacoop, en el sentido de que las compras que pudiera hacer la Armada de México sean de contado, ya que la situación económica de los pescadores es muy complicada por todo lo que han vivido en los meses recientes, el almirante José

Rafael Ojeda Durán aseguró que dichas adquisiciones o compras serían de contado porque así se instruirá a los mandos responsables de concretarlas, en su caso.Los representantes de las organizaciones pesqueras ribereñas plantearon la necesidad de fortalecer las políticas públicas del sector pesquero, principalmente en apoyo de los pescadores artesanales y acuicultores, a fin de garantizar la seguridad alimentaria a través del incremento en el consumo de pescados y mariscos en el mercado interno.

La legisladora de Morena agradeció la buena disposición y positiva respuesta del almirante Luis Orozco Inclán, con esta muestra de sensibilidad y solidaridad social para los productores que requieren con urgencia un respaldo institucional y una mano amiga para salir adelante de esta doble crisis por la que atraviesan, la sanitaria y la económica.

“La pandemia del Covid-19 ha afectado seriamente la economía de miles de pescadores artesanales, hoy en riesgo de subsistencia, pues al cierre de los mercados internacionales y la reducción de los canales locales de distribución, muchos se quedaron sin ingresos para el sustento familiar”, concluyó

 

Compartir