La vuelta a Veracruz en un teclazo

Julio Valdivia, una semana después del asesinato

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Se cumplió una semana ya del asesinato del periodista Julio Valdivia en el municipio de Tezonapa.   Hasta ahora, por parte de las autoridades solo hemos escuchado condolencias e intenciones de que se va a investigar el hecho; el mismo discurso que en el caso de María Elena Ferral y en cada uno que se ha presentado desde que comenzaron a asesinar a nuestros compañeros.

La Fiscalía General del Estado nos prometió que no habrá impunidad en este homicidio, que la investigación inició atendiendo los protocolos relacionados con su trabajo periodístico como una de las posibles líneas a seguir, como si se tratase de un machote al que recurren cada vez que asesinan a un reportero.

El secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, en un fallido intento de parecer solidario con el gremio, salió a dar condolencias casi inmediatas. Si cumpliera a cabalidad su trabajo, Julio Valdivia no hubiese sido el tercer periodista asesinado en esta administración estatal morenista.

El hecho llegó, en una escueta respuesta, a la conferencia mañanera en donde también el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, señaló que era su obligación hacer esta investigación y castigar a los responsables. Fue más allá y dijo que sabía “lo heroico que es hacer periodismo en esa región”.  Si saben lo complicado que es, entonces por qué no se hace nada al respeto.

De cajón, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) salió a condenar el homicidio y a demandar a las autoridades de procuración de justicia investigar de manera exhaustiva los hechos, con especial atención en la posible relación con su actividad periodística. Otras líneas también ya desgastadas.

De todos los partidos políticos, solo el PRD, a través de su diputada federal Azucena Rodríguez Zamora, lamentó el hecho e hizo una exigencia a las Fiscalía a esclarecer su homicidio.

Julio Valdivia se convirtió en el periodista 163 en haber sido asesinado en los últimos 20 años; el décimo en el 2020. Su caso, como muchos otros más, se va a una larga pila de archivos, con la promesa de esclarecimiento.

@YamiriRodriguez

 

 

Compartir