Mesa de redacción

El “apoyo” al sector turístico y la pasarela de funcionarios

Enrique Yasser Pompeyo

En la pasarela de funcionarios que acudieron este miércoles al parque de Los Berros de Xalapa para realizar las guardias de honor por los festejos patrios hubo de todo.

Desde el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, quien a toda costa evadió a los reporteros y hasta empujones hubo para evitar que fuera entrevistado, hasta la secretaria de Protección Civil, Guadalupe Osorno Maldonado, siempre educada, paciente y atenta con los representantes de los medios de comunicación.

Así, quedaron pendientes las respuestas del titular de Salud sobre la crisis sanitaria que impera en el estado por el Covid-19, la falta de aplicación de pruebas y un largo etcétera.

Fueron varias las declaraciones que llamaron la atención; por ejemplo, la titular de la Secretaría de Turismo, Xóchitl Arbesú Lago, a quien no se le había visto desde mucho tiempo, dijo que el gobierno sí apoyó a los trabajadores de este sector afectado por la pandemia del coronavirus -que ya lleva más de seis meses- y se les dio mil pesos.

De acuerdo con la funcionaria, el “apoyo” único se otorgó a más de 38 mil prestadores de servicio del ramo turístico directos e indirectos. Por cierto, en una de las transmisiones en vivo, aparecieron, suponemos que de manera involuntaria, unos filtros en los que se observa a Xóchitl Arbesú con sombrerito y lentes negros.

La presidente del Tribunal Superior de Justicia, Sofía Martínez Huerta, para evitar ser cuestionada por el caso de la reinstalación de magistrados, respondió: “habría que leer bien la ley, habría que documentarse, para que ustedes (los reporteros) puedan efectuar las preguntas correspondientes” y mejor siguió su camino sin responder más preguntas.

La encargada de despacho del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), Rocío Villafuerte Martínez, de plano no supo, no pudo o no quiso responder al ser cuestionada sobre el número de feminicidios en la entidad y mejor le echó la bolita a la fiscal general, Verónica Hernández Giadáns.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez también huyó de los periodistas. No se detuvo, se subió a su camioneta y se fue.

La falta de apertura al diálogo, a responder las preguntas de los reporteros por parte de algunos funcionarios y del mismo titular del Ejecutivo estatal en nada abona y, por el contrario, muestra lo que tanto critican de sus antecesores, la falta de transparencia, la opacidad.

Los ciudadanos exigen y merecen respuestas de lo que hace o no hace la administración estatal en temas fundamentales como salud, seguridad, justicia, finanzas y las demás áreas.

Se esperaría que el mandatario y toda la estructura gubernamental mejoren su comunicación y salgan de su burbuja para dar respuestas puntuales a todos los veracruzanos.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir