La vuelta a Veracruz en un teclazo

Ingenio La Gloria, 43 días y contando

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

 

Desesperados por la complicada situación económica que les ha acarreado el bloqueo ilegal en el ingenio La Gloria, este jueves las tres organizaciones cañeras, que agremian a 7 mil 500 productores y emplean a otras 5 mil personas en la cosecha de la caña, pidieron al gobernador Cuitláhuac García que intervenga para poner, cuanto antes, fin a este conflicto que lleva, hasta este viernes, 43 días.

En una carta dirigida al mandatario estatal, los verdaderos líderes cañeros externaron al mandatario que de no encontrar una solución habrá pérdidas significativas al sector cañero veracruzano, además de un aumento en los precios del cultivo y de los intereses en los créditos contratados; la zafra se tendrá obligadamente que diferir y lo que es peor, la pérdida de miles de empleos traerá consigo la migración, la ruina económica de los productores cañeros.

Por el lado legal, la empresa presentó denuncia contra los paristas Ricardo Uribe Pérez, Abdón Tiburcio Mejía Rodríguez, Eduardo Tlaseca González y Cecilio Xilo por tres delitos: despojo, extorsión y allanamiento. Y aunque interpusieron un amparo, la sentencia del Juzgado Federal de Boca del Río fue contra los denunciados por lo que ahora los cuatro tendrán que ir a firmar cada viernes al juzgado de Cardel, pagarán una multa de 2 mil pesos cada uno, no podrán acercarse al ingenio en un radio de 100 metros, y no molestarán al personal ejecutivo del Ingenio La Gloria y a sus testigos.

Pero esta no es la primera denuncia ni las primeras acciones legales contra ellos. El Juez Micro regional dictó la orden hace una semana para que liberaran las instalaciones el pasado domingo 27 de septiembre y la desobedecieron, incurrieron en desacato.

Pero dice un dicho platica poblano mientras yo te gano, por lo que su abogado Alonso Salud Carrillo Acosta toma ventaja para quedarse con la sección 20 del sindicato, mientras estos cuatro están enredados con sus temas legales.

Mientras sigue este caldo de cultivo, aderezado por personajes morenistas como la diputada federal Claudia Tello, los pensionados, los jubilados, los trabajadores cañeros y sus familias son los que pagan los platos rotos, de ahí la urgencia de que intervenga el gobernador y dé un manotazo para poner orden en este conflicto en Úrsulo Galván que se puede tornar mucho más complejo.

@YamiriRodriguez

Compartir