Al pie de la letra

FALLA SECTOR SALUD

 

Raymundo Jiménez

Uno de los señalamientos más graves que se le hicieron al ex gobernador Javier Duarte fue que durante su administración, entre 2010 y 2015, se les estuvo suministrando agua destilada a niños con cáncer en vez de los medicamentos para recibir quimioterapia.

Por este y muchos otros excesos y abusos de poder que se dieron en los últimos tres sexenios es que en 2016 el PRI perdió por primera vez en toda su historia local la gubernatura de Veracruz. Pero la alternancia la encabezó un ex priista, Miguel Ángel Yunes Linares, ex candidato de la alianza PAN-PRD, quien declaró pero jamás sancionó penalmente a los ex funcionarios y los empresarios cómplices que lucraron vilmente con la salud y la vida de los infantes que luchaban heroicamente contra sus males cancerígenos.

Dos años después, la sociedad veracruzana le cobró en las urnas su simulación y mentiras con la aplastante derrota de su primogénito Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato de la coalición PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, quien pretendía heredar su despacho de Palacio de Gobierno.

En 2018, más de un millón 600 mil votantes veracruzanos decidieron entregarle la gubernatura al ingeniero Cuitláhuac García Jiménez, y otros dos millones de electores le dieron su confianza al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador para que desde la Presidencia de la República acabara con la corrupción y los saqueos que marcaron a las cuestionadas administraciones de los ex gobernantes del PRI y PAN.

Pero ambos mandatarios de Morena llevan ya casi dos años al frente del estado y del país y todavía siguen dándose en áreas tan sensibles como el Sector Salud  los mismos vicios que llevaron al descrédito y la bancarrota política a quienes les antecedieron.

Este viernes, por ejemplo, circuló en redes sociales un video de más de 9 minutos de duración, en el que el oncólogo pediatra del Hospital Infantil del puerto de Veracruz, Sergio Miguel Gómez Dorantes, denunció al borde del llanto que no hay medicamentos ni nada qué ofrecer a los niños internados que padecen cáncer, lamentando que la noche anterior había fallecido un menor y otro había recaído.

Según el testimonio de este especialista, la situación es crítica en la entidad, pues señaló que se dejó de  atender a los pequeños con problemas de cáncer en Poza Rica, en Río Blanco y en Coatzacoalcos, y que en el Centro Estatal de Cancerología de Xalapa hay 30 pacientes en lista de espera, mientras que en el Hospital Regional de Veracruz siguen llegando infantes con esas patologías pero hay desabasto de medicamentos.

“Llevamos más de seis meses pidiendo quimioterapia. Y lo único que hemos recibido son oídos sordos. No de las autoridades del hospital, (porque) el doctor Avelino, el doctor Homero (directivos) se parten la madre para conseguir la quimio, pero si Xalapa no suelta la lana, si la Federación no suelta la lana, no hay nada que podamos hacer. ¡Perdón! Hay muchas cosas que podamos hacer. Y vamos a empezar a trabajar para sacar dinero. Si ustedes no pueden, no se preocupen, nosotros sí podemos. Nada más quítense del camino. En serio, quítense del camino”, exclamó.

Ojalá que los gobernantes de Palacio Nacional y de la capital veracruzana escuchen a esta desesperada voz de alerta. Recursos hay. ¿O no el régimen obradorista está dispuesto a financiar con más de 8 mil millones de pesos una polémica e innecesaria consulta popular para “enjuiciar” a cinco ex Presidentes de la República?

 

Y EN EL IMSS… SOBREPRECIOS

Por cierto, en su edición de este domingo, el diario El Universal publicó que mediante un proceso de adjudicación directa para los servicios de Laboratorio, las dos Delegaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado (Veracruz-Norte y Veracruz-Sur) contrataron a Laboratorios San Ángel por 513 millones 731 mil 645 pesos, equivalente a un sobreprecio de 152 millones 972 mil 830 pesos, ya que Falcón, otra de las empresas concursantes, había presentado una propuesta de 360 millones 758 mil 814 pesos.

Otra raya más al tigre.

Compartir