El diálogo y el consenso prevalecieron en el conflicto que mantenía el sindicato con los dueños del Ingenio La Gloria.

Los trabajadores recibieron cinco millones de pesos como gratificación, se retiraron las denuncias, los despedidos fueron reinstalados y se cubrió el 100 por ciento de los salarios caídos, así como las prestaciones.

Compartir