Pluma negra

Lástima Panuncio

Huerta, el blanco

 

Ignacio Alvarez

La tele secundaria Gregorio Torres Quintero recibió en donación un boleto de la rifa del avión presidencial. Fue la fundación Delia Morán Vidanta quien donó 400 mil billetes de lotería de la Rifa del Avión Presidencial, a 50 mil comités escolares de administración participativa del programa La Escuela es Nuestra, el cachito resultó ganador de 20 millones de pesos, lo mismo sucedió en otra tele secundaria de Coxquihui en el norte del estado, al final se trató de un malentendido según las autoridades.

Así los padres de familia del plantel en el municipio de los Reyes, encabezados por Panuncio Cueyactle Cuaketzale denunció que el boleto ganador les fue quitado por el delegado regional de Programas del Bienestar, Dagoberto Valverde García y el director del INPI en Zongolica, Manuel Escobar.

Les dijeron que son estas dependencias las encargadas de manejar los recursos de los 20 millones de pesos, además de que les condicionaron las obras, pues sólo les darían una obra para la institución cuando el Comité Escolar de La Escuela es Nuestra, planteó diversas obras y proyectos para mejorar las condiciones de la infraestructura no sólo de las instituciones educativas sino también de la comunidad.

Los inconformes pide la intervención del delegado estatal de programas federales, Manuel Huerta Ladrón de Guevara y el presidente Andrés Manuel López Obrador para que estos funcionarios les devuelvan el cachito ganador y apliquen los recursos a las necesidades que tiene la institución.

Con honestidad y buena voluntad, habían acordado que el premio sería compartido con la primaria y el preescolar de la comunidad, a fin de que fueran todos los niños beneficiados con espacios dignos para sus escuelas, pero el arrebato del boleto los deja en la indefensión.

La respuesta del delegado Manuel Huerta Ladrón de Guevara fue que se trató de una confusión ya que los recursos deberán ser depositados a las cuentas de los patronatos de las escuelas para de ahí, hacer las obras, de esa manera se libra un escándalo más de la 4T.

 

Huerta el objetivo

Con la historia de los cachitos de lotería premiados en Los Reyes y en Coxquihui  que al final se resolvió con la explicación de una confusión, va más allá, ahí se pretendió embarrar al delegado del Gobierno Federal en Veracruz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, pero salió ileso y el corrigió la plana a los  colaboradores que fallaron en sus formas.

Pero ese ataque no es todo, para empezar la semana, arreciaron los ataques al funcionario federal que se ha convertido en un gran activo para el gobierno de la 4t y para el partido que llevó a López Obrador a la Presidencia y al ingeniero Cuitláhuac a la gubernatura de Veracruz.

El capital político que trae consigo el delegado federal en Veracruz es sin duda, objeto de envidias más al interior de las huestes morenistas que al exterior, todo parece indicar que es una lucha intestina para descarrilarlo en su carrera política.

Incluso  en la última visita del Presidente hace apenas una semana, algunas plumas se prestaron para promover la falsa noticias de su renuncia, cuando en realidad, su labor fue reconocida por el Presidente.

Está muy claro que el regordete delegado a alguien le estorba con su cuerpo y con su capital político y buscan a como dé lugar sacarlo de la jugada en las vísperas del año electoral 2021.

Compartir