En Veracruz, Morena no erradica la pobreza: Minerva Salcedo

Minerva Salcedo Baca

La Asamblea General de las Naciones Unidas en 1992 declaró al 17 de octubre como el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Antes, en París (1987) más de 100 mil franceses en la plaza Trocadero ya lo habían declarado. La pobreza se mide por la falta de empleo, vivienda, atención médica, alimentos, educación, acceso a la justicia, derechos políticos, a la cultura, al deporte y a mejoras ambientales. Ese día en México para el presidente Andrés Manuel López Obrador y para el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, no tuvo relevancia alguna. Ni siquiera se ocuparon de referirse a tal conmemoración y comprometer sus mandatos a erradicar la pobreza.

Buen ejemplo es lo que hacen en China. País más poblado del planeta (casi 1,400 millones de habitantes) que ha logrado en las últimas 4 décadas reducir la pobreza para más de 800 millones de personas. Por eso los chinos sí tuvieron motivos este año para hacer un gran festejo el 17 de octubre. Hubo importantes pronunciamientos, rutas y compromisos del presidente XI Jinping y del Partido Comunista de China. Esto nos muestra al mundo entero que es posible erradicar la pobreza en las naciones.

La gran enseñanza de esta nación asiática es que han priorizado el desarrollo económico, base de toda sociedad. Han creado fuentes de trabajo, fortalecido el mercado interno y la población tiene poder adquisitivo para consumir lo que produce su país. Además, han dado fuerte impulso a la innovación científica y tecnológica, mejorado la infraestructura para aumentar a gran escala la productividad. En las aldeas han diversificado la producción de cultivos agrícolas. Durante los últimos 5 años han destinado 530,000 millones de yuanes del presupuesto nacional para combatir la pobreza. En todo momento buscan el crecimiento económico sostenido y sustentado, con una productividad creciente y un entorno favorable. Todo esto lo podemos hacer también en nuestro país.

Pero en México, ni antes ni ahora, se han aplicado políticas públicas suficientes con verdadero compromiso de erradicar la pobreza. Los programas de transferencia monetaria, que tienen varios sexenios, no cumplen ese objetivo. El Consejo Nacional de Evaluación Nacional de la Política Social (Coneval) informó que en este año 10 millones de mexicanos podrían pasar a pobreza laboral, para dar un total de 62.25 millones de habitantes en pobreza en nuestro país. Anunció que en marzo del 2021 dará información de la evolución de la pobreza por cada municipio para los años 2010-2015-2020. Esto ayudará para exigir a los gobernantes tomen las estrategias y acciones concretas para erradicarla.

El Producto Interno Bruto per cápita (por persona) es la riqueza de un país repartida entre sus habitantes. Indica el nivel de bienestar y calidad de vida que tiene la población. En México, a inicio del 2020 teníamos un PIB per cápita de 9 mil 807.4 dólares anuales; lo que representa un bajísimo nivel de vida. Además, tenemos el salario medio más bajo del mundo. Para el segundo trimestre del 2020 nos ubicamos en el lugar 43 de 50 países estudiados con menor PIB per cápita. En América Latina Uruguay tiene el mayor PIB per cápita (17 mil 164.9 dólares anuales) y están por arriba de México: Costa Rica (11.7 mil dólares), Panamá (15.6 mil) y Chile (16.7 mil).

En el estado de Veracruz se agrava la pobreza, el PIB per cápita en los últimos años se ha colocado a nivel nacional en los lugares 21 y 23. A pesar de ser la quinta economía del país por la aportación al PIB. Para elevar el nivel de vida de los veracruzanos se debe distribuir mejor la riqueza creada; pues somos un estado con muchos recursos. Morena no gobierna con esta preocupación y, al contrario, prefiere devolverle a López Obrador los recursos públicos que corresponden al estado. Es necesario impulsar proyectos productivos en el campo y la ciudad, como lo hace China, y mejorar la infraestructura en servicios básicos. Por eso el Movimiento Antorchista de forma ordinaria los gestiona ante los tres niveles de gobierno, para lograr mayor bienestar.

Pero el gobierno morenista de Cuitláhuac García se conduce con franca cerrazón para impulsar proyectos y hacer obras y servicios. También se niega a dar certeza jurídica en la vivienda de las familias; quienes piden les cobren, regularicen y escrituren los lotes que habitan. Ejemplo aberrante es la actitud de Hazael Flores Castro, gerente general del Instituto Veracruzano de la Vivienda (Invivienda); quien desacata la Ley 241 de Desarrollo Urbano, Ordenamiento Territorial y Vivienda. Además, desoye a la ciudadanía y con actos prepotentes se niega a recibir y atender las peticiones de los veracruzanos. A los colonos de las reservas territoriales de Matacocuite y Vergara Tarimoya 4 del puerto de Veracruz, los ha mantenido bajo tortuoso peregrinar, y una sola escritura no les ha entregado. ¿Para eso usa el poder Morena?

El recién nombrado director de Patrimonio del Estado, Lic. Arturo Sosa, debe atender la regularización de 20,000 asentamientos, a lo largo y ancho del estado, solicitadas por el Movimiento Antorchista. Ofreció mesas de trabajo que encabezaría, pero no se ha presentado. Y los subdirectores se limitan a pedir que se vuelvan a replantear las peticiones de los colonos. Esto agrava la situación de las familias, sangradas por la crisis económica y sanitaria, pues los hacen viajar desde el norte y sur del estado; y los funcionarios se conducen sin la mínima preocupación para darles resultados.

Morena no está gobernando para erradicar la pobreza. Al contrario, cada día se acentúa. Se ocupan más de sus pleitos internos; de apoyar a los que postularán en el 2021; de eliminar los 109 fideicomisos, como lo acaban de hacer esta semana; de concentrar la mayor cantidad de recursos y ajustar las leyes para perpetuarse en el poder. Pero los que tenemos un proyecto de nación que busca distribuir mejor la riqueza, para así erradicar la pobreza; debemos exhibir a los gobernadores, presidentes, diputados, senadores y funcionarios morenistas, que solo parasitan del erario público y agreden los intereses populares. Por todo lo que padecemos, en nuestras manos está sacar a Morena del poder el próximo año.

Compartir