I

 

De difuntos de fama universal

en el panteón antiguo está la cruz

como es la de don Juan el De la Luz

y Enríquez, de la calle principal.

 

Pero el progreso llegó a la capital

de este heroico y sufrido Veracruz

y arrasar el panteón a plena luz

se propuso tenaz municipal.

 

Pero el pueblo se armó de valentía

y a los muertos que ahí viven invitaron

a oponerse a tan pérfida herejía

 

Y en la danza macabra rechinaron

hasta  las dentaduras de mi tía

que por fortuna, al fin, se las pelaron.

Sonetos panteoneros, de Magno Garcimarrero

Compartir