Mesa de redacción

Empresarios en crisis

Enrique Yasser Pompeyo

Ante la desidia de las autoridades para apoyar a la Iniciativa Privada, los empresarios se organizan, proponen y plantean soluciones.

Además han recibido el respaldo de otros actores sociales, como es el caso de los legisladores locales.

Un ejemplo es Xalapa. Los sectores empresariales denuncian que no han encontrado eco a las solicitudes que han expuesto a los diferentes niveles de gobierno.

Los empresarios que rentan salones para fiestas piden una reclasificación para que puedan abrir, pues fueron incluidos como entretenimiento y eventos sociales; lo que solicitan es que se cataloguen como servicios, pues a ocho meses se han quedado sin ingresos.

La solicitud va dirigida al gobernador Cuitláhuac García Jiménez y al alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero; el planteamiento es abrir al 25 por ciento de su capacidad, con todos los protocolos de sanidad.

Son más de 80 salones de fiesta, entre pequeños y grandes, tan sólo de Xalapa, pero en la misma situación se encuentran los de municipios como Banderilla y el Puerto de Veracruz.

El tema es más complejo, pues no sólo afecta a los dueños de los salones, sino que también repercute en los banqueteros, meseros, músicos, bailarines y todos aquellos prestadores de servicios en este giro comercial.

El coordinador del Grupo Legislativo del PAN, Omar Mirada Romero, señala un aspecto relevante, los salones son un eslabón económico de un mismo giro que sufre la restricción, afectando también a meseros, cocineros, banqueteros, floristas, proveedores y prestadores de servicios adicionales al entretenimiento.

Además, los salones de fiesta están catalogados dentro del segmento del entretenimiento y eventos masivos, pero la realidad es que ya no se pueden concentrar tantas personas, razón por la cual «esperamos que los dejen operar al 25 por ciento de su capacidad, con los protocolos necesarios, porque incluso ya se organizaron e hicieron un manual de prevención e higiene para la industria”.

Omar Miranda también hace un llamado al gobierno municipal para que dé respuesta a esta problemática, ya que la restricción actual ha generado informalidad y un mercado irregular donde tan solo este fin de semana se clausuraron 15 fiestas clandestinas.

El asunto ha escalado al grado de que el legislador local llevará esta problemática al Congreso local para que interceda y se pueda dar una solución.

Incluso, los prestadores de servicio están dispuestos a trabajar una carta compromiso entre ellos y los usuarios para que por acuerdo mutuo se refuercen las medidas sanitarias y protocolos de sana distancia con la finalidad de sacar adelante a este sector productivo.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir