Nuevas etiquetas no frenaron consumo de productos chatarra

Francisco De Luna /
Xalapa, Ver.-Los nuevos empaques que contienen los etiquetados de advertencias para los consumidores, no han mermado las ventas de los llamados productos “chatarra”, no por lo menos en tiendas de abarrotes de la ciudad de Xalapa.
En la plática con encargados de algunos establecimientos en el sur de la ciudad de Xalapa, comentaron que al principio creyeron que estos “anuncios” provocarían que los artículos tuvieran menos demanda.
Consideran que no habrá afectaciones considerables porque varios consumidores ya están acostumbrados a los artículos envasados y será muy complicado que de repente se alejen de sus gustos.
“Pasó algo similar con los cigarros hace unos diez años cuando también en las cajetillas comenzaron aparecer las fotografías de personas enfermas por fumar y las leyendas de los daños que provoca el cigarro”.
Y en ningún momento vieron hubiera menor demanda, pues las compras fueron igual que siempre, refiere don Celedonio, quien tiene su tienda en la colonia El Olmo.
Mientras que la señora Rosalba, también de este mismo sector poblacional, contó que “el espanto” podría ser paulatino, porque los nuevos empaques llevan pocas semanas en el mercado y podría llegar a tener resultados en algunos años.
En ambas tiendas, cada semana el estante de frituras se vacía y es necesario hacer nuevos pedidos; lo mismo sucede con los refrescos, así como los cereales.
Los sellos de advertencias
Se trata de dos sellos octagonales con el borde blanco y el fondo negro con las palabras “Exceso de calorías” y “Exceso de azúcares”.
Abajo se lee que es un mensaje que la Secretaría de Salud y que contiene edulcorantes, no recomendable para niños.
La norma entró en vigor a partir del 01 de octubre (2020), aunque en algunos productos comenzaron a imprimirlos a partir de agosto y así fue paulatinamente. También de manera legal, todo lo que va dirigido a niños deberán de regular la publicidad –es decir eliminar los personajes caricaturescos-.
Lo anterior fue aprobado en marzo de este año (Norma Oficial NOM-51) para que los clientes tengan más conciencia de lo que llegan a consumir y los efectos que podría generar a la salud.

Compartir