Mesa de redacción

¿Vandalismo pre-electoral?

Enrique Yasser Pompeyo

En el municipio de Teocelo, el ambiente comienza a enrarecerse.

El viernes se generó un hecho que podría considerarse como un acto delictivo “menor”, pero no lo es; además, deja dudas y sospechas.

Una camioneta fue estacionada en la calle Independencia, entre Matamoros y Raúl Martínez, a cuatro cuadras del palacio municipal.

La unidad fue vandalizada. El parabrisas y el medallón fueron dañados. Lo curioso es que no se la llevaron.

El vehículo pertenece a Óscar Hernández de la Cruz. ¿Quién es él?

Se trata del esposo de la ex alcaldesa priista de esa localidad, Ana Lilia López Vanda.

Desde hace algunos meses, el nombre de Óscar Hernández ha sido mencionado de manera insistente para encabezar algún proyecto con miras a los comicios venideros.

El acto vandálico se generó a tan sólo un día de que se llevara a cabo un encuentro entre priistas de la región en Coatepec.

Además, el daño a vehículos no había sucedido y curiosamente ahora que comenzarán las jornadas electorales se da este hecho.

De ahí que inevitablemente surjan las dudas, las interrogantes. ¿Se trató de un hecho aislado o fue un mensaje? ¿Es algún tipo de advertencia?

El tema es delicado y más por las denuncias que han hecho políticos de oposición en el sentido de que han recibido amenazas.

Por citar un ejemplo. Para el dirigente estatal perredista, Sergio Cadena Martínez, el trabajo del sol azteca le preocupa al gobierno estatal y por ello han pretendido amenazar a las autoridades municipales emanadas de ese instituto político, exigiéndoles que apoyen en sus municipios a los candidatos y aliados del partido en el poder en la elección de 2021.

Esta situación señalando al secretario de Gobierno como presunto responsable de los hechos “violenta la legalidad y el Estado de Derecho porque ha vulnerado la tranquilidad de las y los alcaldes y de sus familias”.

Los dirigentes partidistas de oposición tienen claro el tema. La “soberbia política” que prevalece en el gobierno estatal genera estos abusos de poder no sólo hacia las autoridades municipales sino también a la sociedad.

Se espera que el proceso electoral de 2021 no se convierta en escenario de agresiones, violencia y hechos vandálicos.

RUMBO AL SEGUNDO INFORME

El 10 de diciembre, el titular del Ejecutivo estatal, Cuitláhuac García Jiménez dará a conocer su segundo informe, por lo que será muy interesante saber qué informará.

Porque a dos años de su administración prevalecen los escándalos políticos, señalamientos de nepotismo y corrupción de sus colaboradores, desatención de las demandas sociales y el “atentado a la democracia” que se gestó con la reforma electoral.

En el estado de Veracruz hay desencanto por los resultados del actual gobierno y porque no se observa el cumplimiento de los compromisos hechos desde campaña.

“El gobierno de Cuitláhuac García ha ejercido los mayores presupuestos en la historia de Veracruz y su impacto no se ve por ningún lado; no hay mejoras de infraestructura, desarrollo urbano, calidad de vida, educación o la atención a la pobreza que sigue creciendo. Son 2 mil 500 millones de daño patrimonial y no hay constancia de qué se hizo con ese dinero”, dice Sergio Cadena.

Como se recordará, el sector salud es el que más observaciones tiene con una afectación a la Tesorería de la Federación por 1,964 millones de pesos.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir