Absurda la intención de la senadora con licencia por Veracruz, Norma Rocío Nahle García de registrar su nombre como marca, tal y como ya lo hizo el Presidente Andrés Manuel López Obrador. En su obsesión por convertirse en gobernadora de Veracruz, la zacatecana recurre a este tipo de estrategias en lugar de estar preocupada porque Dos Bocas se le fue al agua por falta de estudios serios, y al cielo por los precios. Las ocurrencias de la Secretaria de Energía.

Compartir