La vuelta a Veracruz en un teclazo

Nahle, marca registrada

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Tremenda ocurrencia la de la senadora con licencia por Veracruz, Rocío Nahle García, de intentar registrar su nombre como marca.   Con esto, la zacatecana demuestra que entre sus prioridades no está el resolver el menudo problema en que metió a este gobierno federal con la construcción de la Refinería de Dos Bocas, sino en caminar rumbo a la gubernatura veracruzana abanderada por Morena.

Es innegable que Rocío Nahle ha sido la Secretaria más mediática en estos dos años de administración morenista, pero no por resultados y buen trabajo, sino por sus constantes escándalos. Para muestra, un botón: eso de la austeridad republicana, dogma de la llamada Cuarta Transformación, ni la congruencia, nada más no van con ella, de ahí que le destaparan que mandó a su hija a estudiar Energías Renovables a una prestigiada escuela en el extranjero en la que la colegiatura es impensable para la mayoría de los mexicanos; el uso de sus joyas de oro blanco y diamantes de la exclusiva marca Tiffany&Co. de 7500 dólares –más de 170 mil pesos en un collarcito-, o que ella sí viaja en primera clase en los aviones a diferencia de sus compañeros del gabinete, y que incluso del Presidente.

A esto se han sumado sus desafortunadas declaraciones que ya quedaron inscritas en el anecdotario político de las vergüenzas, como cuando la tildaron #LadyTapo por ponerse al tú por tú en redes sociales con un ciudadano que estaba en contra de la cancelación del Aeropuerto de Texcoco; cuando su inexperiencia casi provoca que México fuera expulsado de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) o su aferrada postura contra las energías limpias, por mencionar unos cuantos de sus desatinos.

Más grave aún es que el precio de la refinería que por capricho se construye en Tabasco haya resultado, por falta de estudios serios y precisos, mucho más cara de lo que se había proyectado, además de una alberca monumental que se inunda con la menor lluvia.

Por eso, que la Secretaria de Energía tenga tanto tiempo libre como para gestionar que su nombre sea inscrito como Marca Registrada para que no se pueda usar con fines publicitarios, nos demuestra una vez más su frivolidad y falta de tacto político. ¡Y así quiere gobernar al pobre Veracruz!

@YamiriRodriguez

Compartir