Al pie de la letra

MIGUELITO, ‘ENFANT TERRIBLE’

 

Raymundo Jiménez

Como capitán empresarial, Miguel Alemán Magnani no sólo está socavando el inmenso capital y patrimonio que les heredó su abuelo, el ex presidente Miguel Alemán Valdés, sino también con la reputación de la dinastía familiar y las añejas relaciones de amistad de su padre, el ex gobernador Miguel Alemán Velasco, cuya trayectoria como empresario también ha sido cuestionada, recordándosele en Veracruz por el cierre de la planta de Aluminio, S.A., de su propiedad.

Ahora, ante la grave situación financiera por la atraviesa su aerolínea Interjet, Alemán Magnani, al igual que su progenitor, ha asegurado muy optimista que “vamos a estar bien en diciembre y empezaremos fuerte el año que entra porque el turismo tiene una oportunidad de oro”. Sin embargo, la pandemia del Covid-19 todavía va para largo y su empresa aérea arrastra una deuda fiscal de casi 3 mil millones de pesos con el SAT, aparte de lo que le debe a ASA por la tarifa de uso de aeropuerto y abastecimiento de turbosina, además de los sueldos incumplidos de más de dos meses a sus 5 mil trabajadores y el pago de las prestaciones de ley que tienen pendientes con el IMSS e Infonavit.

Para colmo, este lunes el Grupo Cabal, del exbanquero tabasqueño Carlos Cabal Peniche, informó que había decidido retirarse como inversionista de Interjet, a la que a mediados de este año le había inyectado junto con su socio Alejandro del Valle 150 millones de dólares.

“(Confiamos) en que el señor Alejandro del Valle, quien continúa como inversionista cuente con las facultades y el apoyo de la familia Alemán para salvaguardar los intereses de la empresa, sus empleados y acreedores”, expuso Grupo Cabal.

Este anuncio sorprendió, pues la semana anterior se publicó que, en un video, Del Valle revelaba –al parecer grabado en una reunión realizada en la Secretaría de Gobernación para destrabar el conflicto laboral de la aerolínea– que Alemán ya solo poseía el 10 por ciento de las acciones de Interjet, y que el 90% restante estaba en poder de él y de Cabal.

Pero además de la crisis financiera que enfrenta su empresa aérea, Alemán Magnani ha venido protagonizando también una serie de pleitos legales desde que decidió comprarle a Televisa, ex socios de su padre, el 50 por ciento de las acciones del Sistema Radiópolis. Ahora se ha confrontado con los inversionistas del Grupo Prisa, dueños de la otra mitad accionaria y como tales impugnaron legalmente la asamblea en la que, en su ausencia, fue designado presidente del Consejo de Administración.

Alemán Magnani ha colocado en una situación incómoda a su padre, pues en el Grupo Prisa no sólo figura como accionista Ana Botín, presidenta del Banco Santander, sino también poderosos empresarios mexicanos muy amigos de su padre, como Carlos Slim; Carlos Fernández, ex presidente de Grupo Modelo, y Roberto Alcántara, dueño de Grupo IAMSA umercado de la aviación.

 

CLAMAN AYUDA PARA NIÑOS CON CÁNCER

Ayer, padres de familia desesperados por la falta de atención médica y de medicamentos para sus hijos que padecen cáncer, nos hicieron llegar la siguiente carta en la que acusan a funcionarios de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de déspotas, corruptos y negligentes, por lo que hacen un llamado urgente al gobernador Cuitláhuac García y al titular del  Sector Salud, Roberto Ramos Alor, para que atiendan sus peticiones y que además no sigan encubriendo a este tipo de colaboradores.

El texto de la misiva es el siguiente, la cual fue enviada por una madre que se identificó con su credencial de elector pero solicitó se mantuviera su nombre en el anonimato por temor a represalias:

“Los padres de familia que suscribimos la presente nos dirigimos a ustedes desesperadamente para suplicarles su ayuda debido a que el día de ayer acudimos a solicitar cita con el Lic. Jorge Eduardo Sisniega Fernández, Director Administrativo de la Secretaría de Salud, y no fuimos ni siquiera recibidos ni escuchados para plantear nuestras necesidades apremiantes. Únicamente salió a darnos la cara otro personaje de nombre Enrique Rueda Oliver, quien se ostentó como el nuevo subdirector de Recursos Materiales, y de manera déspota y sumamente prepotente nos manifestó que ‘no tenía idea’ de lo que le estábamos hablando porque él es del estado de Morelos y que lleva poco en el estado (de Veracruz) y que su jefe no nos iba a recibir ni apoyar porque estaba muy ocupado en una encomienda del Secretario. Por lo anterior los hacemos directamente responsables del detrimento a la salud de nuestros pequeños pues derivado de lo publicado el fin de semana pasado por la revista Proceso (https://www.proceso.com.mx/nacional/estados/2020/10/30/auditoria-detecta-aviadores-irregularidades-en-compra-de-medicamentos-en-veracruz-251879.html) nos enteramos de que este sinvergüenza dejó de ejercer el año pasado más de Mil Millones de pesos y gran parte de esos recursos debieron destinarse a la compra de los medicamentos oncológicos que nuestros pequeños necesitan y debido a su falta de humanidad no se utilizaron y tuvieron que ser regresados a la federación.

“En nuestras más de diez horas de espera sin ser recibidos nos enteramos por boca del propio personal de SESVER que el administrador ha sido reiteradamente evidenciado en medios por realizar compras ‘fantasmas’, licitaciones amañadas y fraudes con empresas crediticias, y en menos de dos años de ocupar el puesto únicamente se ha dedicado junto con su equipo de malandrines a enriquecerse a manos llenas, porque si bien no hay recursos para los medicamentos de nuestros hijos el susodicho se construyó una mansión en el fraccionamiento más lujoso de Xalapa y pudimos ver en el estacionamiento su camioneta marca GMC Yukon del año, protegida por un centenar de guardaespaldas, y entonces nos preguntamos: ¿a qué le teme este señor? ¿De quién se cuida? ¿Ya se le olvidó que es solo un servidor público más?

“Por todo lo anterior exigimos al señor Gobernador Cuitláhuac García Jiménez que remueva a este señor inmediatamente, que no lo proteja con declaraciones sin sentido como lo hizo la semana pasada, que ya no los solape, que no lo engañen. La pandemia no sólo afectó a SESVER, afectó a todas las dependencias de todo el planeta. Si hubieran hecho las cosas bien no hubieran tenido tantas observaciones de la Federación. No se vale que pongan gente irresponsable y sin escrúpulos en los cargos que sólo vienen a nuestro estado a llenarse las bolsas de dinero mientras nuestros inocentes hijos pierden la batalla en contra del cáncer.

“No fuimos a pedir limosna, entendemos que se robaron los medicamentos en México, únicamente queríamos que nos escuchara para pedirle apoyo para que se realicen los estudios mínimos necesarios a nuestros niños, quienes se encuentran en espera de una resonancia magnética y estudios de laboratorio que injustamente nos están cobrando con el pretexto de que ya no hay Seguro Popular, cuando se los podrían realizar sin costo con los equipos propiedad del Gobierno estatal, ya que nos citaron en días pasados en el Hospital Regional de Veracruz para entregarnos una cajita con dos dosis de medicamentos y nos pidieron que utilicemos el dinero de las becas que nos da el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador para comprar los medicamentos, pero no nos alcanza, no es suficiente, son demasiado caros y con esta pandemia muchos padres de familia perdimos nuestros empleos.

“¿Hasta cuándo señor Gobernador Cuitláhuac García? ¿Hasta cuando señor Secretario Roberto Ramos Alor? Exigimos que nuestras demandas sean escuchadas y tomadas en cuenta puesto que no estamos pidiéndoles nada que no esté en sus manos resolver. Por favor sean más humanos, no queremos ver las fotos de nuestros hijos el próximo año en nuestros altares. ¡¡¡Ayúdennos!!! ¡¡Estamos desesperados!!”

Compartir