Hora cero

Más recursos para salud y seguridad en 2021

Luis Alberto Romero

El Congreso de Veracruz recibió este martes el proyecto de Presupuesto para el ejercicio 2021, que establece el gasto público para el próximo año en 128 mil 420 millones de pesos.

Dicha cifra implica un recorte de mil 563 millones de pesos, con relación al recurso ejercido en el presente año.

Cualquiera pensaría que siendo 2021 un año electoral, el gobierno veracruzano destinaría más recursos para la obra pública o para programas sociales; sin embargo no fue así; las áreas a las que más recursos se asignan fueron salud y seguridad pública.

En tiempos de pandemia, cuando los especialistas prevén un rebrote de coronavirus que dispararía las cifras de los contagios, el gobierno estatal determinó fortalecer al sector Salud. Parece una medida correcta, dado que en un predecible difícil inicio de año, además del Covid-19 se espera la influenza.

Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social apuntan que la suma de coronavirus e influenza podría poner en aprietos la capacidad de atención médica. Por eso resulta comprensible que el gobierno veracruzano decida invertir más recursos en salud, en el personal médico, en equipo y en infraestructura hospitalaria.

Los poderes Judicial y Legislativo tendrán menos recursos disponibles durante 2021; sin embargo, en el caso del Congreso, el presidente de la Junta de Coordinación Política ya había anticipado que el próximo año tendrá a la austeridad como una de sus principales características, con 50 millones de pesos menos que en 2020. Al Tribunal le quitan más de 280 millones.

La Fiscalía General del Estado, el Órgano de Fiscalización Superior, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información, entes autónomos, ejercerán en 2021 un presupuesto similar al del presente año.

En términos generales, el Poder Ejecutivo de Veracruz registrará un recorte superior a mil 700 millones de pesos; las dependencias que resentirán el mayor impacto en dicha medida son las secretarías de Educación y de Infraestructura y Obras Públicas, entre las dos dejarán de recibir casi mil 600 millones.

Lo destacable, sin embargo, no son los recortes en el presupuesto para esas y otras áreas del gobierno, como Sedarpa, Segob y Sedecop, sino los importantes incrementos a dos dependencias que podrían considerarse medulares en la administración: salud y seguridad.

El recurso de que dispondrá en 2021 la Secretaría de Seguridad Pública es ligeramente mayor al de 2020; se le destinan 82 millones de pesos más.

Por obvias razones, el mayor incremento en el presupuesto de 2021 será para salud; a la secretaría que tiene como titular a Roberto Ramos Alor le destinan 930 millones de pesos más que en 2020; con esa medida, el gobierno estatal define sus prioridades para el próximo año: fortalecer el área, tratar de corregir deficiencias y superar un enorme rezago heredado.

Habría que decir que al finalizar el presente año, la entidad superará los 40 mil contagios de coronavirus, con una letalidad muy superior al 10 e incluso 12 por ciento. En el marco de la pandemia de Covid-19, 2021 podría ser todavía peor que 2020; de ahí la importancia de aplicar más recursos al sector salud, aunque se sacrifique la obra pública y la inversión en el sector educativo porque, a fin de cuentas, la salud es primero. @luisromero85

Compartir