Al pie de la letra

FLORISEL: ¿QUIÉN LA EJECUTÓ?

 

Raymundo Jiménez

Al que más le urge que se esclarezca de inmediato el crimen de la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos Delfín, de la coalición PAN-PRD, es obviamente al gobernador Cuitláhuac García, pues se ha dado justo cuando él y su secretario de Gobierno, Eric Cisneros, están siendo señalados por líderes estatales y nacionales del partido del sol azteca de estar amenazando a sus ediles en Veracruz para apoyar a Morena en las elecciones de 2021.

Y es que casualmente, una semana antes del asesinato de Ríos Delfín, la Fiscalía General del Estado, cuya titular Verónica Hernández Giadáns es incondicional de Cisneros Burgos, detuvo a dos funcionarios municipales e intentó ejecutar una tercer orden de aprehensión en contra de Fernando Hernández Terán, esposo de la alcaldesa, quien logró darse a la fuga. Les imputan delitos de peculado y abuso de autoridad, por un presunto desvío de 1.5 millones de pesos del programa de vivienda 2018.

Hernández Terán, en un mensaje que difundió ayer en Facebook, insinuó que el crimen de su esposa no habría sido ejecutado por la delincuencia organizada. “Estamos en un México que si trabajamos derecho, estamos mal. Y todo se lo culpan al crimen organizado. Te amo Florisel y te lo juro que hubiera muerto contigo pero no nos hubiéramos ido solos. Ahora sí toda esa gente que a (sic) estado en contra de nosotros están felices, Dios los bendiga a todos los que hicieron esto contra ti. Somos inocentes y lo grito a los cuatro vientos, hemos trabajado y sabíamos ahorrar para una vejes (sic) que siempre soñamos. Ahora lo seguro que me buscarán a mí. No se preocupen que yo mismo llegaré…”

¿Quién asesinó a Florisel y por qué? Urge, para bien de la administración morenista, que la FGE lo esclarezca. Y es que existe otro dato que genera suspicacias. A finales de julio pasado circuló en las redes sociales un video en el que gente sin identificar, que presuntamente está “limpiando” a Veracruz de criminales, interroga al comandante de la policía municipal de Jamapa, Miguel de Jesús Castillo Hernández, quien confiesa –vendado de los ojos y semidesnudo– que con la supuesta autorización de la alcaldesa Ríos Delfín detenían y entregaban a “personas incómodas” al comandante de la Fuerza Civil de Soledad de Doblado, Rufino Jiménez Jiménez, quien subía a los desaparecidos a su patrulla 3634.

A este mando policiaco se le atribuyen varias desapariciones en Boca del Río, Jamapa, Medellín y Soledad de Doblado.

Además de la alcaldesa de Jamapa, el comandante interrogado implicó al presidente municipal de Paso de Ovejas, Abel Ramírez Coria, igualmente de la alianza PAN-PRD, y a su hermano Policarpio.

También fue mencionado Luis Alberto Gallegos Castillo, alias “La Roca”, delegado de la SSP en Soledad de Doblado, a quien se acusó de trabajar bajo las órdenes de Enedino Utrera e instalar retenes para desaparecer a quien le estorbe a la alcaldesa de Jamapa.

Fue señalado además Candelario Utrera, hijo de Enedino, del robo de tráileres y del trasiego de droga en Soledad de Doblado y Jamapa, principalmente.

Ante estas evidencias, desde entonces se cuestionaba por qué no precedían las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado.

Ahora, tras este lamentable suceso, el que quedó muy mal parado fue precisamente el secretario de Gobierno, al darse a conocer este mismo miércoles una grabación que la alcaldesa hizo antes de ser asesinada, en la cual revela que le pidió protección al titular de la SEGOB ante el temor de sufrir un ataque armado, pero que Cisneros en vez de apoyarla la maltrató.

“Me dirigí a hablar con el Secretario de Gobierno ayer, me arrepiento enormemente, se los digo de frente, porque la manera como me trató el señor no lo merecía, me acerqué a él, me dijo: ‘te quiero decir que estás mal’”, reseñó Ríos Delfín.
“Ni me saludó, y dijo: ‘si tu esposo no se entrega, no le voy a regresar las armas a tu Policía, te vamos a quitar a la Policía, porque si tú no sabes cómo está tu Policía, la que estás mal eres tú, por eso te mataron a tu comandante, porque tu Policía está mal’”.
En la grabación se le escucha decir a Ríos Delfín que pese a peticiones de diálogo y oficios, no obtuvo respuestas positivas.
“Temo por mi familia, no tanto por mí. El ver a mi familia separada, que mi esposo esté en otro lugar, que no esté conmigo, que mis hijos los tengo que tener resguardados, no tengo el respaldo de la Policía municipal, el que puse como comandante, me dice: ‘jefa de qué manera la acompaño, la respaldo, si no tenemos un arma, no podemos defenderla’”, narró.
“Ando sola, no tengo presupuesto para pagarle a alguien que me resguarde”, se quejó.
Ayer, la alcaldesa de Jamapa fue ejecutada y callada para siempre.

A lo que no van a poder callar, mientras no se esclarezca este crimen, es a la plana mayor del PRD, cuyos dirigentes nacionales, estatales, diputados y alcaldes darán una conferencia de prensa a las 11:00 horas de este jueves en un conocido hotel ubicado sobre el Malecón del puerto de Veracruz.

Compartir