Mesa de redacción

El atentado

Enrique Yasser Pompeyo

Si el asesinato de la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos Delfín generó indignación entre los veracruzanos, el atentado contra el presidente municipal de Acayucan, Cuitláhuac Condado Escamilla provocó clamor para demandar un alto a la ola de inseguridad y violencia que prevalece en todo el territorio veracruzano.

La exigencia es que tanto las autoridades estatales como las federales investiguen los hechos hasta sus últimas consecuencias y garanticen la seguridad del alcalde, de su familia, pero también de los ciudadanos de ese municipio.

Ante el criminal hecho, las autoridades estatales tienen la obligación de brindar mayor seguridad para todas las y los veracruzanos.

Esta es la segunda agresión, de manera reciente, contra una autoridad municipal de extracción perredista. Por ello, los dirigentes partidistas no tienen duda de que se trata de un nuevo intento de amedrentamiento.

Son claros en sus dichos: “las acciones cobardes de esta administración estatal de Cuitláhuac García Jiménez, operadas a través de su secretario de Gobierno, Eric Cisneros no nos van a amedrentar, seguiremos exigiendo que cumplan con su deber y que rindan cuentas a quienes los llevaron a donde están”.

Pero el tema es más complejo. Ha trascendido lo político. Para el sol azteca, “es evidente que (las autoridades) no pueden con el paquete que implica gobernar Veracruz, que la delincuencia actúa a sus anchas en la entidad como le place, mientras las inversiones y los negocios se encuentran sometidos”.

Y es que el mismo día del atentado contra el presidente municipal, también fueron dañados dos negocios: Central Abarrotera de Acayucan y Mexicana de Abarrotes.

Por ello, la demanda generalizada de todos los sectores es que impere la justicia y se garantice la seguridad en la entidad.

Desafortunadamente y como se puede observar, la crisis de inseguridad ha puesto en jaque a las autoridades y a las fuerzas del orden estatales.

LOS CASOS, A LA FGR

Como se había anunciado hace unos días, este miércoles, la dirigencia del PRD acudirá a la Fiscalía General de la República (FGR) para interponer una denuncia contra funcionarios del Gobierno de Veracruz por presuntas amenazas a las alcaldesas y presidentes municipales de ese instituto político.

El jueves se prevé que se reúnan con la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero para exponerle la crisis política que se vive en el estado previo al arranque del proceso electoral de 2021.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir